José Mª Morillo / Correo@josemariamorillo.com / #GentedelPuerto /

Javier Oña Sevilla

El médico internista metido a pintor internacional y afincado en El Puerto desde hace tres décadas

JAVIER Oña Sevilla nació en Sevilla en 1955, aunque lleva afincado en El Puerto desde hace 30 años. Es médico internista de profesión. Hizo el MIR (Médico Interno Residente) en Canarias y trabajó en los hospitales sevillanos Virgen del Rocío y en el Clínico. En El Puerto se inició en la actual Clínica Costa Oeste, junto a su mujer, que venderían, posteriormente, para dedicarse íntegramente a la pintura en su estudio de Vistahermosa.

Javier pinta desde los quince años, pero reconoce que, entonces, "lo hacía muy mal". La pintura se convirtió en un recurso, en un divertimento más. Con veinte años recorrió una Europa moderna, libre y democrática.

Su interés por crear obras de arte le llevó a las clases de Pilar Millán Derqui, una pintora a la que Javier Oña debe bastante de su actual estadio creativo. Recibió clases, también, en la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia y de otro amigo pintor: Nicholas Simmons, quien le animó a participar en 2010 en I Bienal Internacional de Acuarela de Zhujiajio, actividad paralela a la Exposición Universal de Shanghai, un privilegio que estuvo al alcance de muy pocos: fue uno de los tres españoles que participaron en este evento. Las obras seleccionadas, de gran formato, fueron Madison y Principios inmediatos junto a otras 228. Por la exposición pasaron 15 millones de personas.

La inquieta creatividad de Oña encontró la manera de plasmarse en el lienzo con las acuarelas, aunque también pinta acrílicos y óleos; o técnica mixta con tinta china. Su temática es diversa, aunque advierte que en su producción hay "mucha carne. No entiendo de bodegones o paisajes, yo pinto gente, historias, intento que mis cuadros gusten, pero también que hagan pensar a quienes los contemplan".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios