cine madariaga

Kiko / Cuadrado

La Isla merece algo más

Algo empieza a cambiar en el panorama político nacional. Movimientos como el del 15-M y otros por el estilo avisan a los partidos tradicionales que se les acaba el chollo. Que ya está bueno lo bueno. Que terminaron los tiempos del enchufismo y del amiguismo. En La Isla, el pasado 22 de mayo, dejó un panorama político marcado por la inesperada victoria del PP, la derrota de PA con la pérdida de 5 concejales, motivado por la responsabilidad política del lunar que aparecía dentro de su extensa gestión, como derrotado moral y en votos. También ha sufrido el PSOE, que durante cuatro años le recordó al PP y PA que había ganado anteriormente y no podía gobernar gracias a la ley electoral que ellos mismos habían aprobado y que permitían pactos de gobiernos legales, algunos aberrantes. Tanto como el que pueden realizar ellos ahora, o los que han realizado en otros sitios. Pactos que serán necesarios para tener una administración estable. Es una exigencia del ciudadano que reclama algo más serio.

El gobierno que salga debe remontar el vuelo. Temas claves como es el PGOU, que solo necesita el visto bueno de la Junta, el PEPRICH con su aplicación, desarrollo y adaptación a la realidad del pueblo. La puesta en valor de los tan deseados polvorines de Fadricas. Asunto que puede suponer el futuro isleño y que algún día alguien tendrá que explicarnos por qué ha estado tantos años bloqueados y a 3 días de las elecciones se levanta el bloqueo dándole la razón al Ayuntamiento.

Se necesita la realización de un plan de creación de empleo de verdad y no de mentiriquilla. La puesta en valor de las infraestructuras turísticas-históricas realizadas: Carenero, centro de parlamentarismo, sitios históricos constitucionales, Molino de Zaporito, Castillo San Romualdo, el de Santi Petri, Parque de la Historia y el Mar…Todo esto y mucho más que queda por realizar, necesita de un gobierno estable y capaz, máxime cuando se tiene la experiencia del último año de la convulsa y difícil legislatura pasada cuando el PP rompió el pacto con los andalucistas y los dejó en minoría durante un año. Quedando en los plenos bloqueados temas de gestión importantísimos para una ciudad, que no puede por más tiempo aguantar los desmanes de políticos sin escrúpulos. Eso no puede ni debe pasar en estos 4 años que empiezan. Lo que hagan que sea por derecho aunque el pacto sea con el demonio si fuera necesario.

Esta estabilidad pasa por pactos que den firmeza y que pueden venir de dos formas: bien un tripartito PSOE, PA e IU, o un bipartito PP-PA. Comentarios tales como, "no nos importará gobernar en minoría", sólo deja entrever lo poco que les importa a algunos este pueblo. Cuando eso se dice el progreso de esta ciudad importa poco. Me consta que desde el día 23 los teléfonos de PA no paran de sonar desde La Isla, Cádiz e incluso desde Sevilla para hacer posible, el tripartito que ahora parece ser que no se hará.

La otra posibilidad es el bipartito PP-PA, quizás más fácil y por lo que el PP pudiera aportar de las administraciones que gobierna. Ese pacto es el que le ha faltado y falta a España, a diferencia de otros países que han aparcado sus intereses particulares y están saliendo de la crisis. La Isla necesita a gritos un gobierno serio y estable. Gobernar a expensas de los dictados de una caprichosa e irresponsable oposición es una insensatez que no puede permitirse este maltrecho pueblo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios