Editorial

Investigación y tejido empresarial

AUNQUE con más de medio año de retraso, la Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa ha hecho pública la resolución de su convocatoria de 2009 destinada a financiar los proyectos de excelencia promovidos por la comunidad científica andaluza. Se han repartido entre diecisiete instituciones de la comunidad, incluyendo las grandes universidades y el CSIC, 48 millones de euros en proyectos investigadores de diversas áreas del conocimiento, todas ellas relacionadas formalmente con el tejido empresarial, ya que éste era el sentido de la convocatoria. Se trata de los denominados proyectos matrices: iniciativas investigadoras que están obligadas a subcontratar un 15% de su presupuesto global con empresas de áreas estratégicas. La importancia de esta iniciativa de la Junta radica precisamente en la asociación directa entre investigación académica y empresa, ya que con frecuencia viene constatándose que en los laboratorios de Andalucía se producen magníficas ideas, muchas de las cuales son aplicables a la empresa o la vida cotidiana y se convierten en patentes, pero donde se aplican es fuera de nuestras fronteras a causa de que el tejido empresarial no es receptivo a dicho estímulo en la proporción requerida por una economía competitiva. En este sentido, puede decirse que la convocatoria de 2009 ha significado un salto cualitativo en la buena dirección, ya que los 47 proyectos de investigación que se financian con los fondos presupuestados en 2009 suponen más del cien por cien de incremento con respecto al año anterior, el primero en el que la Consejería de Innovación había actuando en este sentido.Una de las principales consecuencias positivas de estos proyectos con dinero público es que permiten la generación y el mantenimiento de empleos de alta cualificación, lo que viene a responder, siquiera sea en dosis pequeñas, a una de las carencias más negativas del sistema productivo andaluz. Dentro de su modestia cuantitativa, este programa ayuda a la implicación innovación-empresa que desde hace tiempo venimos defendiendo como imprescindible para el desarrollo sostenible de la economía andaluza.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios