José De Mier Guerra

IV Feria de Muestras

Todavía estamos a tiempo de visitar la IV Feria de Muestras Innovación y Turismo pues hoy se clausura y espero que ya sean muchos los que se hayan pasado por el recinto ferial.

Nuestra feria de muestras, la de Chiclana, se ha ido convirtiendo a lo largo de sus cuatro ediciones en la más importante de Andalucía dentro de los certámenes multisectoriales. Hay que salir de nuestra comunidad autónoma para poder presenciar una exposición de esta magnitud, que al no tener ningún edificio que la contenga hace que haya que crear desde cero todas las instalaciones mediante carpas para cuatro días de exhibición.

La primera feria de muestras en nuestra ciudad se desarrolló en mayo del 2003 y fue la del orgullo chiclanero, un empresariado joven y dinámico se quiso lucir ante su pueblo, haciendo ver sus capacidades. Ellos lo consiguieron y el pueblo así lo entendió participando del gran éxito que supuso esta primera exposición. Todos nos sentimos muy orgullosos de nuestras aptitudes y eso nos dio fuelle y valor para llevar a cabo los dos acontecimientos posteriores del 2005 y el 2007.

En esos años de vacas gordas la construcción era el gran motor de nuestra economía y destacaba por encima de cualquier otro sector en la feria. Casi nadie podía pensar entonces que la explosión de la burbuja inmobiliaria y la enorme crisis financiera mundial generarían tantos problemas y tragedias. En nuestro pueblo, situado en el litoral andaluz, la segunda residencia parecía no tener límite ni en cantidad, ni en precio, los suelos se desproporcionaron y en la edificación se ganaban cantidades de dinero que no tenían una correlación ni con el esfuerzo ni con el riesgo realizado. Los bancos, los banqueros y los bancarios generaron una atmósfera de falsa riqueza de la que ahora no quieren sentirse culpables. A la hora de conceder un crédito se pasó de preguntar ¿Cuánto tienes? a proponer ¿Por qué no te llevas más?, sin en muchos casos ver la viabilidad de la operación.

Ahora llegado el momento de las vacas flacas están pagando justos (buenos empresarios que los hay muchos) por pecadores, aquellos que se aprovecharon de las bicocas y no supieron realmente crear una empresa.

Por eso esta feria de 2010 es la muestra de los valientes, de los verdaderos emprendedores, de los que sí tienen capacidad de innovar. El nuevo matiz de la "Innovación" es el futuro, ahora es cuando ha llegado el momento de demostrar ese dicho que hemos usado durante mucho tiempo: "en Chiclana la gente hace un reloj de madera… y anda".

En la feria de este año son más de 200 empresarios los que exponen su fuerza, son más de 200 emprendedores los que saben que de esta crisis saldremos entre todos y si todos queremos salir, pero hay que hacerlo con mucha imaginación y en una sociedad muy competitiva y nos alejaremos de la crisis porque sabemos hacer mejor las cosas y trabajamos más.

Chiclana ha sabido salir de muchas crisis y tragedias, de la pérdida de la huerta salimos, lo mismo que cuando la sal dejó de ser negocio, o la viña empezó a perder sentido, porque la gente no bebe vino, prefiere la cerveza y los compuestos alcohólicos fuertes y qué mayor tragedia que la inundación de 1965 de la que salimos con esfuerzo, pero salimos.

Recuerdo un pasodoble de "Los gondoleros de Venecia", comparsa del Puerto Santa María del carnaval de 1966, que al poco tiempo de la riada terminaba diciendo: "ese pueblo de Chiclana, el que he visto más valiente. Un niño con una pala, quitando barro con gana, a su madre le decía: no llores tu madre mía y arriba siempre Chiclana".

Pues ésta es la feria de los que están moviendo la pala con muchas ganas, de los que creen que si todos los que pueden cogen la pala de la innovación con esfuerzo, habilidad y tesón, seguro que Chiclana seguirá siendo el pueblo de los emprendedores.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios