La Azotea

Pilar Vera

pvera@diariodecadiz.com

Hipoteca a diez años

El nivel de depredación ha llegado a tal extremo que nuestra misma hipoteca nos asfixia. La línea de buenas intenciones, de estudiante cumplidor que nos habíamos propuesto, no plantea un inicio muy halagüeño, a pesar de las voluntades de mejora. Plástico será el estrato del antropoceno y hay ya plástico en nuestro organismo: a ese nivel hemos tenido que llegar para sentirnos interpelados. Limitar el tráfico de vehículos en las ciudades es una medida que se toma muchas veces con resistencia (mola mucho un atasco) y no sin blandir los indices rampantes de asma y alergias. Cada vez hay mayor consenso, también, en que hemos de cambiar nuestra forma de comer, reduciendo el consumo de carne y el nivel de desperdicios orgánicos. Tras todas estas tomas de conciencia, queda otra: la de la industria textil, esa misma que nos permite comprar una camisa con el presupuesto de una bolsa de chuches. Ese es el próximo pellizco.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios