albireo

/ David / Almorza /

'Globish'

Afinales del siglo XIX se creó una lengua auxiliar artificial llamada Esperanto, con la esperanza de que se convirtiera en la lengua auxiliar internacional. Su creador, Lázaro Zamenhof, la ideó con este fin. Sin embargo el tiempo ha establecido que el idioma más usado como lengua auxiliar internacional sea el inglés, y hoy día hablar inglés es una necesidad.

También ocurre que, después de muchos años estudiando inglés en el colegio, lo que proporcionaba (al menos nuestro anterior sistema educativo) era un perfecto spanglish. No es algo exclusivo de nosotros, sino que también sucedía en otros países, y así se habla de chinglish en el caso de los chinos, por ejemplo. En general a estas formas de hablar se les llama pidgin englishes.

Pero resulta que estos sistemas permiten una perfecta comunicación entre personas para las que el inglés no sea su lengua materna. Solamente el 12% de la población mundial cuenta con el inglés como lengua materna, y la comunicación con ellos, especialmente con los americanos, resulta muy difícil. No sólo el acento, sino los giros y las frases hechas no son fáciles de aprender. En cuanto a la comunicación escrita en inglés en todo el mundo, sólo el 4% se utiliza entre personas que tienen el inglés como lengua materna. Además el 74% de las comunicaciones escritas en inglés se realiza entre personas en que ninguna de ellas tiene el inglés como lengua materna. La diferencia es muy grande y significativa.

A partir de esta idea surge un idioma común que se llama Globish. Un idioma formado por 1500 palabras en inglés y con estructuras gramaticales muy sencillas. Su nombre lo propone Jean Paul Nerriere a partir de las palabras global y english. Ya existen en el mercado libros escritos en globish. Puede encontrar más información interesante sobre el tema en www.globish.com .

Así que cuando por la calle un guiri le pregunte si habla inglés, dígale que sí y háblele en globish, que es lo que realmente hemos aprendido. Se sorprenderá de los buenos resultados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios