Gaditanos y universales

Con los libros de Jesús Maeso de la Torre y Luis García Gil vemos que se puede escribir en Cádiz y no estar loco

Se ha escrito mucho sobre Cádiz y sus circunstancias. A mi modo de verlo, con bastante acierto. Esta es una de las ciudades españolas que cuenta con mejor bibliografía sobre su historia, sus tradiciones, sus fiestas, sus costumbres, su gastronomía y casi todo lo suyo. No obstante, hoy voy a recomendar dos libros escritos por gaditanos que son escritores de amplias miras, pero no forman parte de los culturetas del oficio, por lo que se tiende a no darles el lugar que merecen. Es decir, que están más reconocidos en ambientes ajenos a los zejudos. Con excepciones, que también las hay. Me refiero a Jesús Maeso de la Torre y Luis García Gil.

Jesús Maeso de la Torre es de los gaditanos que nació donde le dio la gana, concretamente en Úbeda (Jaén), y vive aquí por gusto propio. La última obra publicada por Jesús se titula Comanche y ha sido elegida la mejor novela histórica de 2018 por Todo Literatura. Según Javier Velasco Oliaga, "ha conseguido una novela con un ritmo frenético y demoledor que cuenta unos acontecimientos increíbles y que gracias a él hemos podido conocer". Se sitúa en la presencia hispana en EEUU y México, durante el XVIII.

Algunos analfabetos han propagado la estúpida leyenda de que los españoles sólo fueron a América para asesinar indios, por lo cual todo lo referido a la huella hispánica es interesante. Más aún si lo hace Jesús, miembro de la Academia Norteamericana de la Lengua Española. De él se suele decir que ha escrito novelas de todo, menos de la Guerra Civil. Por cierto que su anterior novela, Las lágrimas de Julio César, aportó interesantes referencias del Cádiz romano.

Luis García Gil va a firmar en la tarde de hoy. en la librería Manuel de Falla, de la plaza Mina. Luis ha escrito libros en el último año sobre Marisol, Carlos Saura, Ana Belén y Víctor Manuel... Es prolífico y riguroso. Pero sobre todo ha escrito un gran libro: La noche gaditana de Jean Cocteau. Narra el viaje de Cocteau a Cádiz en 1960, cuando lo conoció su padre, el poeta José Manuel García Gómez. El artista francés vino para los Cursos de Verano que la Universidad de Sevilla organizaba en Cádiz. Cocteau era escritor, pintor, cineasta, diseñador y hasta ocultista. Vino en el franquismo, cuando todavía no traían a los colegas de Podemos. El libro también sirve para conocer mejor al poeta gaditano José Manuel García Gómez. Su hijo Luis siempre se esfuerza para que la pátina del tiempo no sea la del olvido.

Con estos libros vemos que se puede escribir en Cádiz y no estar loco. Y sin mirarse el ombligo, con una ventana al mundo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios