Floreros

Muy triste que una mujer grite esa imagen falsaria de otra mujer. ¿Saben que se trata de un insulto?

Por delante: tengo muchas dificultades para considerar a alguien por enemigo y mucho más si ese alguien es español. La gradación de la dificultad viene determinada por factores que no necesariamente observan pautas. Por ejemplo ser de mi pueblo, músico, de Cádiz, del Atlético de Madrid, mujer, qué sé yo, enfermero, pintor, flamenco… No hay una jerarquía en las imposibilidades, es un algoritmo de naturaleza desconocida. Por eso tengo especiales dificultades para entender -y aceptar- la xenofobia y el rechazo desde la arbitrariedad o el odio. El odio me es difícil de comprender, así en abstracto, en concreto se me hace insufrible. ¿Por qué me odias? preguntaría a quien lo manifestare. Por si fuera culpable. Aceptaría la espada de ese cadalso. La historia humana nos mostró su momento fundacional, así lo tengo yo por tal: el quinto mandamiento que bajó Moisés tallado en piedra del Sinaí. No matarás. Un antes y un después, sin duda ninguna, desde ese instante porque la vida se puso en el mayor valor de los posibles. Con sus concomitancias y deducciones lógicas. Como por ejemplo su temporalidad, su naturaleza. Y su contenido sagrado. De este contenido todo lo que ha supuesto el progreso de la Humanidad. Atrás quedaron los regímenes esclavistas, atrás quedaron las políticas que no ponían la vida humana en el centro de todo. Sí, formo parte del movimiento optimista que extrae la libertad de estos cimientos. ¿Si no estamos unidos en nuestra diversidad y multiformidad qué hacemos aquí, en qué consiste realmente nuestra convivencia? Por eso estoy muy aturdido por lo que destacaron ayer todos los periódicos y medios de comunicación en general, los gritos a las mujeres de Ciudadanos por parte del feminismo de izquierdas que se manifestó con motivo del Día de la Mujer. Les dijeron "floreros" de modo despectivo e hiriente. Mujer florero es una fachada con nada dentro, sólo ventanas a la calle. Muy triste que una mujer grite esa imagen falsaria de otra mujer. ¿Saben que se trata de un insulto? No me cabe duda. En sus sílabas están contenidas las diferencias políticas condensadas en odio puro y duro. ¿Es lo que corresponde? Por favor, qué y quiénes nos están estabulando en feministas y floreros, en buenos y malos, en demócratas y fascistas, en progresistas y reaccionarios. ¿No éramos españoles todos empeñados en superar lo que nos enfrentó en el pasado por el mejor futuro de nuestros hijos, por no volver nunca jamás a los años de aquella guerra terrible y a la larguísima dictadura? Juntos superamos muchas dificultades y salimos para delante, haciendo una España más justa y más libre. No podemos fracasar de nuevo, por favor, no tendríamos perdón.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios