Ser o no ser

José Guerrero 'yuyu' /

Filosofía cholista

POCO a poco se van serenando los ánimos en el cadismo. La mala racha de juegos y resultados hizo aflorar los nervios, pero la vieja ley del fútbol, esa que siempre estuvo ahí pero a la que muy pocos le echan cuentas, se ha encarga de poner las cosas en su sitio. Es la primera ley del fútbol, la básica. La que dice que con goles y puntos todo pasa a un segundo plano. Y así ha sido. Dos victorias seguidas, segundo puesto, juego a la altura de lo que se espera del Cádiz y problema resuelto. De momento.

Ya ni siquiera "preocupa" que el primer clasificado está a siete puntos. Porque lo que preocupa en Cádiz, más que lo hagan los demás, es lo que sea capaz de hacer (o no hacer, que es peor) el equipo de Calderón. Que el primer puesto esté a siete puntos es algo que se puede solventar. Queda liga. Lo que tranquiliza es que el equipo haya sido capaz de encadenar dos victorias consecutivas y hoy pueda lograr la tercera. No va a ser fácil, porque el San Roque de Lepe se está consolidando como un equipo de esos "molestos" y a la clasificación me remito. Pero Carranza tiene que seguir siendo Carranza y, aunque nos encontremos con algún resultado inesperado de vez en cuando, el Cádiz tiene que seguir siendo el eterno aspirante a volver al fútbol profesional.

Quizás lo que está fallando, tanto por parte de entrenador o jugadores, hasta afición es tener la vista puesta en el final de liga antes de que haya comenzado. Las ansias de ascender son inevitables en un club que lleva muchos años arrastrándose por el desierto. Pero quizás convendría aplicar un poco de la filosofía del Cholo Simeone. Esa del "partido a partido" a veces los resultados mejores llegan cuando las metas se las pone uno a corto plazo. El objetivo debe ser ganar el próximo partido. Y del otro… ya hablaremos. Calderón apuesta por no conformarse con el segundo puesto y apretar para cazar al líder. Me gusta que Calderón tenga siempre ese optimismo y que los resultados acompañen, pero creo que para lo que hay que apretar no es para coger a nadie, sino para seguir en este camino. Lo otro vendrá solo.

Si nosotros seguimos fuertes, el primer puesto llegará. Y si no llega, pues lo habremos dado todo y habrá que asumir que ha habido un equipo mas fuerte que nosotros. Pero que sea por fuerza de otro, no por dejadez nuestra. Eso es lo que no se perdona. La derrota sí, la desgana no.

Coincido con el entrenador en que el partido de hoy no va a tener nada que ver con el de Copa. Hoy me espero a un equipo mas correoso y que nos plante mas cara. Pero si el Cádiz saca los tres puntos y vuelve a agradar tendrá allanado el camino de la calma, la que propicia mejores resultados cuando se juega sin la presión de tener que ganar sí o sí.

Promete Manolo Vizcaíno llevar al Cádiz a Primera División y no me cabe duda que no cejará en el empeño. Pero de momento nos conformamos con volver a Segunda y asentarnos bien. Necesitamos ir poco a poco. Sin prisa pero sin pausa. Partido a partido. El de hoy es el más importante.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios