La azotea

Joaquín / Benítez

Falta personal

Y expulsión. O al menos dimisión o dimisiones. ¿Tanto se llevan los jefes en complementos como para arriesgares a que un día se forme la marimorena en el hospital? No hay personal y, por lo que dicen, ni material para la limpieza. Muchos familiares de pacientes se ven obligados a coger la fregona y la escobilla para intentar hacer algo más salubres las habitaciones del hospital que ocupan. Y no hay aún caras que se caigan por la propia ley de la gravedad o de la vergüenza. Si los sindicatos mienten o exageran habrá que meterles mano porque se está creando una situación de emergencia que nadie sabe cómo podría acabar. Pero lo peor es que no mienten. Seguro que no, y al final es verdad que entre cuatro limpiadoras tienen que sacar el hospital para adelante. Pero nadie airea el número de quejas que los usuarios ponen en el Puerta del Mar, que seguro que las hay. Mientras tanto, un poquito de lejía y escobilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios