El Palillero

Fabricación avanzada

En la Universidad todavía no hay ningún robot que ejerza de catedrático. Eso lo inventan para los demás

Tengo una duda: ¿los trabajadores del Astillero de Puerto Real estarán en el Centro de Fabricación Avanzada? Si leen lo del Astillero 4.0 (y Alberto de portero), que es un nombre precioso para una chirigota, se te ponen los vellitos de punta. Viendo que nuestro Astillero 4.0, que figurará en la vanguardia de la I+D+i, con la investigación más avanzada de la Navantia competitiva, tiene 12 tecnologías, que van todas por el mismo camino: la realidad virtual, los vehículos autónomos, la robótica, la plataforma digital, la nube, la ciberseguridad, la inteligencia artificial, la simulación, y demás. Por el contrario, no hablan de las disciplinas tradicionales del obrero, como soldar y otras así.

Los astilleros del 4.0 y el clúster me recuerdan a la nueva cocina. Te ponen la carta por delante, con sus historias y leyendas urbanas, nombres poéticos de platos, del tipo Suspiro del moro infiel con presa ibérica enjaulada y su velo de oloroso, pero al final ¿qué pasa? Al final, toda la carne del asador no puede ser de retinto, ni todo el atún de almadraba. Y en la carta de los astilleros recomiendan la realidad virtual, la robótica, los vehículos autónomos, y ahí se están ahorrando un montón de puestos de trabajo como los de toda la vida. Ayer subió el paro. Todo el mundo no puede ser camarero.

En estos tiempos, si una fábrica llega a la Zona Franca y Alfonso Pozuelo le cede un espacio, y no vienen con robots, son como los periódicos de las linotipias. Una antigüedad. Siempre ponen a la UCA por medio, como excusa de la investigación. Pero fijarse que en la Universidad todavía no hay ningún robot que ejerza de catedrático. Eso lo inventan para los demás. Se suele decir que los inmigrantes se tragan los trabajos que no quieren los españoles, pero en el futuro se los endosarán directamente a los robots. Han venido para ayudar, ya lo verás.

A pesar de lo anterior, es mejor que hablen de los Astilleros 4.0, el Clúster Marítimo Naval, los petroleros y la sostenibilidad competitiva de Navantia. Son tiempos diferentes. Es mucho mejor eso que aquellos años de perdición, cuando los astilleros salían en los telediarios por las batallas campales con la Policía, las farolas dañadas en el único puente, las humaredas, las piedras y todo aquello que tan pésima imagen ofreció de nuestra Bahía. Todavía no se le ha ocurrido venirse aquí a ninguna de las empresas deslocalizadas en Cataluña.

Por el contrario, en los nuevos tiempos, la industria naval es atractiva. Sólo le falta que sirva para lo que antaño sirvió: para crear más empleo en la Bahía de Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios