España: más de 20.000 muertos

La gestión del coronavirus origina consecuencias directas en el número de muertos y en la ruina

Según el balance presentado ayer, en España ya hay más de 20.000 muertos por el coronavirus. No sé si el impacto es más fuerte con números o con letras (más de veinte mil). En concreto, son 20.043. Algunos desalmados lo pueden considerar como un número para el sorteo de Navidad (ya lo dijo una presentadora de televisión: parece un número de la lotería), pero detrás hay personas, hay familias, hay ataúdes, hay muertos... ¿Cuánto espacio se necesitaría para desplegar 20.043 ataúdes? Y, además, que son muchos más, como se sabe. Hasta Fernando Simón, esa eminencia, ha reconocido que están ajustando el modo de contar los muertos. Por aquello de las diferencias entre los que se mueren en sus casas, residencias o los hospitales. Pero se mueren. RIP.

Estando así los cementerios, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero (y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, también lo hizo), se viste de rojo, como si fuera a una fiesta. En España, deberíamos estar de luto nacional sine die. Por respeto a esos miles de muertos. Probablemente no se ha conocido nada igual desde la Guerra Civil y sus secuelas. Y esto no es una guerra.

Para que nos hagamos una idea de lo que suponen 20.043 muertos. El año pasado fallecieron en España unas 6.300 personas por la gripe. El número de muertos en carretera fue de 1.098 personas en 2019. Y el día con más fallecidos por coronavirus, el 2 de abril, murieron 950 personas. En un día, sí, en un día. Tras más de un mes de confinamiento, la media diaria se mantiene por encima de los 500 fallecidos.

España alcanza ya el 20% de las muertes por coronavirus registradas hasta ahora en todo el mundo. Para una población de 47 millones de habitantes. Sólo la superan EEUU, con 37.054 muertes (pero con 330 millones de habitantes) e Italia, con 22.745 muertes (y con 60,36 millones de habitantes). En Alemania (que tiene 83 millones de habitantes) hay 4.352 muertos, y Merkel ya ha anunciado que la epidemia está "controlada" y van a empezar a recuperar la normalidad. En Portugal (que tiene 10,2 millones de habitantes) hay 657 fallecidos.

Como puede observar cualquiera, la gestión del coronavirus origina consecuencias directas en el número de muertos y en la ruina. Si se hace bien, es mejor. Si se hace mal, es peor. No se trata de izquierdas ni de derechas, sino de aciertos o de errores. Cuanto mayor sea la incapacidad, mayores serán los errores. Por eso, gestionarlo con este Gobierno se pagará muy caro. Ahora y en el futuro. Con pacto o sin pacto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios