Cateto a babor

Enzopao

Son una versión de los ajos camperos, otro plano muy popular en la provincia, aunque en este caso más seco

Dice el cocinero Antonio Orozco, uno de los mayores conocedores de la gastronomía de la Sierra de Cádiz, que cuando uno está en un momento de esos de estar cercano a la felicidad se dice que está "enzopao", que sería como el sinónimo, versión Villamartín, de estar satisfecho.

Hace unos días una docena de cocineros de la provincia de Cádiz rendian homenaje virtual, en un evento convocado por el Ayuntamiento de Villamartin y por este cocinero de la Sierra, a las "zopas", uno de los platos más singulares de la provincia de Cádiz y aún poco conocido.

Las "zopas", un plato que adquiere nombres diferentes según el pueblo de la Sierra donde se tomen, son un plato, si me apuran, hasta carnavalesco...no pueden ser más de aquí. Es un plato que parece una tortilla de esas gordas que tanto nos gustan tomar en los bares, pero que luego ni lleva papas, ni lleva huevo, ya que su principal ingrediente es el pan duro...no se puede partir de una materia prima más humilde.

En Villamartin, los fines de semana y sobre todo cuando hay algo que celebrar, las familias se reúnen en el campo y en vez de hacer una arroz, hacen una zopa. Es costumbre incluso tener un perol destinado a este uso, bien embadurnado de aceite y nunca fregado con jabón para evitar que se pegue, y que haya un "zopero" en la familia que es el encargado de hacer el plato y, sobre todo de una labor que necesita su técnica y es voltearla, es decir, darle vueltas en el aire sin que se rompa la tortilla.

La "zopa" es uno de esos tesoros gastronómicos que están ocultos en la provincia de Cádiz. Es un plato además muy simbólico, que surge del campo y que se hacia con lo que habia ese día. Lo mismo con habas que con espárragos silvestres o con tomate, dependiendo de lo que hubiera en el huerto ese día. Un poquito de ajo y agua del pozo, hacian el milagro.

En realidad son una versión de los ajos camperos, otro plato muy popular en la provincia, aunque en este caso más seco y contundente.

La idea de este grupo de cocineros es promocionar este plato e incluso empezar a introducirlo en los restaurantes donde, por el momento, es dificil de encontrar. La cocina popular, cuando coge el toque maestro de los grandes cocineros puede dar momentos de gloria como ocurrió con las tortillitas de camarones o con las poleás.

Si ahora estos cocineros introducen las "zopas" en las cartas de sus establecimientos y la idea se extiende estaríamos logrando descubrir otro de esos grandes tesoros de la provincia. A ver si hay suerte y nos "enzopamos".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios