Por montera

mariló / montero

Entrevistar o no entrevistar

ANTES de responder a las preguntas que le voy a formular cuente diez, al revés, en números romanos ¿Usted vería la entrevista que se le hiciera en televisión a Miguel Ricart?¿Usted leería la entrevista a Miguel Ricart si fuera publicada en un periódico?¿La atendería si la escuchara por la radio? El debate latente que hay en la calle resulta interesante, por lo que me entrego a hacer preguntas para saber qué respondernos con absoluta convicción ¿Sería de interés lo que hoy dijera públicamente Miguel Ricart?¿Serían noticia sus declaraciones, las creyéramos o no? Ahora vamos a quién lo entrevistaría: ¿Aprobaría, de la misma manera, la entrevista independientemente del periodista que la realizase?¿Y aceptaría de igual manera la televisión/emisora de radio/ periódico que la divulgase? Y por último: ¿Cómo afectaría a las familias de Mirian, Toñi y Desiré que Miguel Ricart diera una entrevista? Aún falta otra cuestión capital:¿admitiría del mismo modo escuchar sus declaraciones si éstas se ofrecieran gratuitamente que habiendo sido remuneradas?

Llegados a éste punto: ¿Perderían valor las mismas palabras de Ricart si las dijera por dinero que gratuitamente? ¿Es moral que una cadena de televisión, un periódico o una emisora de radio pague a Miguel Ricart por contar su vida criminal? ¿Por qué se coloca en el centro de la polémica el supuesto de que se sentara en un plató de televisión y no desate las mismas iras si lo hiciera para un periódico o una emisora de radio? Y pensemos, un poco más: ¿Por qué querría hablar públicamente Miguel Ricart? Según ha trascendido, el asesino de las niñas de Alcácer ya propuso hace dieciséis años hablar por 30.000 pesetas y ahora lo habría asegurado hacer a un amigo por no se sabe qué cantidad ¿Hablaría Ricart sólo por dinero?

Demos otro paso: y si Miguel Ricart hablara gratis y ninguna televisión o medio de comunicación le pagara ¿usted vería la entrevista? Ahora, comparemos. Se ha entrevistado en numerosas ocasiones a Muammar Gadafi (pongo por ejemplo, Sergio Cantone para Euronews ), a Sadam Hussein (Luis Mariñas para T5), Idi Amin Dada (Anthony Hughes, Africa Report), Mark David Chapman (Por Larry King para CNN), J. M Soares (Pedro J. Ramírez, a quien había amenazado con asesinarle) o la Cuerda de Presos donde Jesús Quintero entrevistó a un centenar de asesinos en más de 33 prisiones españolas, entre ellos a Francisco García Escalero, quien se comía a sus víctimas y era conocido como el mendigo asesino para A3 Televisión ¿Entonces: si ha habido y hay periodistas, medios de comunicación, asesinos dispuestos a hablar gratuitamente, cuál es la diferencia de que ahora no se pudiera hacer? En opinión de quien suscribe, la diferencia está en la forma, el contexto y, siempre, gratis. ¿Cuál es la suya?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios