Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Entidades gaditanas

Ya sé que no se estila que te pongas para cenar jazmines en el ojal. Dado que en Cádiz se ha iniciado una corriente para reivindicar prendas que habían caído en desuso (la mantilla, la guayabera) con la creación de sus respectivas entidades, ambas con sus pregoneros y sus entusiastas, propongo una campaña generalizada que reivindique ropa que cayó en desuso, a ver si de esta manera acabamos con la calzona, la chancla y la camiseta, uniforme del verano gaditano. Ya que se reivindican prendas de nuestros abuelos conviene también hacerlo con los pantalones de campana y con el uso generalizado de las hombreras, tan frecuentes en los años 70. Incluso el Loden, la trenka, los zapatos Castellanos, la camisa mao, los pantalones bávaros y la Chemise Lacoste. De los pantalones piratas ni hablamos. Ya saben la teoría del baúl de doble puerta: algo que guardamos como una reliquia puede ponerse de moda otra vez.

Se ha creado la Real y Venerable Archicofradía del Sombrero donde tienen cabida por igual los usuarios del de jipijapa(que no panamá) , borsalino, fedora, stetson y canotier. El presidente por aclamación de tal entidad es Ignacio Moreno. Organiza todos lo veranos una velada donde alguien pronuncia un pregón y todos los asistentes con la cabeza cubierta, motivo por el cual se hace al aire libre. Hacen lecturas dramatizadas de Los extremeños se tocan con José Manuel Vera Borja, Araceli Hernández, Pablo Lorenzo y otros eximios representantes del pueblo de Extremadura como figurantes. Tú saludas tocando el ala de tu sombrero mejor y yo agito con donaire mi pañuelo. Se ha formado también la Venerable Orden Tercera de Servitas Esclavos de los Tirantes que tienen a Pedro J. Ramírez como ídolo y líder carismático. Sus integrantes rechazan de plano el uso del cinturón por tratarse de un complemento que oprime el aparato digestivo y resulta pernicioso para la salud. Del incidente de Exuperancia Rapú ya hablamos otro día.

El empoderamiento femenino y la sororidad han traído aparejada la Asociación Gaditana de Mujer con Miriñaque. Al fin y al cabo muchos balcones con rejas de esas de buque de paloma están preparados a tal fin y podrían ser una seña de identidad para las damas que quieren formar parte de esta entidad. Desde luego parece un juego pero no hay nada mejor que ser un señor de aquellos que vieron mis abuelos. Nadie ha reclamado aún la reivindicación del sombrero calañés y la manta alpujarreña, aunque no se descarta que pueda ocurrir en fecha próxima.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios