El balcón

Ignacio / Martínez

Encuesta particular

IGUAL que los granjeros norteamericanos tienen un método folclórico para establecer el fin del invierno, con una marmota, un servidor tiene un procedimiento particular para detectar cambios electorales. A un amigo malagueño, que ha votado a casi todas las opciones, le comento la encuesta del Grupo Joly de ayer sobre las autonómicas del día 22. Hacemos un cuadro comparativo Joly/CIS: PSOE 41-46/44, PP 36-39/34, Podemos 18-21/21-22, Ciudadanos 5-6/4-5 e IU 3/5. Y mi amigo elabora su comentario:

"Al PP no lo votaré. Hice el intento en 2012, pero Arenas me disuadía cada vez que salía en la tele. Y Moreno Bonilla me parece un pan sin sal. El PP es un movimiento, que agrupa a liberales, democristianos, conservadores y derecha extrema. A tanta gente no la puede satisfacer al mismo tiempo. Yo voto en Málaga a Paco de la Torre, pero porque lo considero un centrista. Estuvo en UCD, CDS y la Operación Reformista. Por cierto, precisamente por esos orígenes no debería decir Ciutadans, como Floriano o Cospedal: a quien ha defendido la unidad de España en Cataluña no se le puede reprochar ser catalán.

Al PSOE no lo puedo votar. Después de 33 años, es hora de una alternancia. Es verdad que como tú dices Susana Díaz es la rival más fuerte y no tiene contra quien perder. Pero no con mi voto; aposté por Zapatero en 2004 y me decepcionó. Además, no entiendo por qué Susana no acepta un cara a cara con Juanma Moreno; le ganaría claramente. A los aparatos de los partidos no hay quien los entienda; son muy conservadores… Y todavía no he oído una promesa creíble de la presidenta de que se quedará aquí los cuatro años de legislatura.

Lo mío esta vez va a ser Ciudadanos: librepensadores en materia de costumbres, partidarios del Estado de bienestar y liberales en economía. Me tomo estas elecciones como unas primarias de las generales y quiero ver a Albert Rivera en el Congreso con muchos de diputados. Si el PP quiere ser el partido más ancho del mapa político europeo, allá ellos, pero España necesita un verdadero partido de centro. Que esté con Ciudadanos Luis Garicano me da confianza; me gusta su interés en que este país se parezca a Dinamarca y no a Venezuela.

De Podemos, de momento no me fío. Me parece injusto el acoso a Errejón en la UMA. Si aplican la misma exigencia a todos los profesores, tienen que cerrar. Monedero no me gusta y a Iglesias lo veo envanecido. A UPyD los voté en las generales de 2008 y en las europeas. Pero apalearon a Sosa Wagner por proponer la fusión con Ciudadanos. Entonces les hice la cruz.

Me generó ilusión al principio Convocatoria por Andalucía, pero el PCE ha controlado por completo a Izquierda Unida. Y también voté al PA, o sea al PSA, al inicio de la autonomía. Pero se han quedado sin discurso. Total, mi radar detecta grandes cambios y una era de pactos. Y yo pruebo con una cosa nueva; como mucha gente. Esto es lo que hay".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios