SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Emosido haprovados

Se castiga a los que se esfuerzan, a los aplicados,a los estudiosos, que no ven recompensa en su trabajo

Cuando yo era un niño si un profesor me castigaba, al llegar a casa mi padre le daba la razón al profesor, y si yo decía "es que me tiene manía" encima me encajaba dos hostias. No guardo ningún trauma, aprendí que la autoridad del profesor era sagrada. Ahora ocurre lo contrario, si un profesor llama la atención a un niño llegará el papá o la mamá hecho una furia alabando las cualidades de su niño y amenazando al tutor, así aprenden los niños que los profesores carecen de autoridad. Por si fuera poco vivimos la dictadura de los pedagogos de casapuerta que nos castigan con lo más inverosímil: se ha puesto de moda la llamada ortografía natural que consiste en aceptar que los niños escriban como hablan, lo que nos lleva a jóvenes que terminan la ESO sin saber escribir .Según la ministra Celáa ya no podemos ir a una enseñanza enciclopédica sino competencial, lo que viene a decir que no es necesario que los niños aprendan historia o geografía porque todos tienen móvil donde pueden consultar Google. Algo parecido ocurre con la aritmética. Así no es de extrañar que el Ministerio de Educación pretenda dar un aprobado general con la excusa de la epidemia: que todos pasen de curso sin tener que demostrar conocimientos. Se castiga a los que se esfuerzan, a los aplicados, a los estudiosos, que no ven recompensa en su trabajo. Todos estamos de acuerdo que el constante cambio de leyes educativas y la falta de recursos empobrecen a toda la sociedad, sin gente cualificada seremos un país de camareros. Es probable que haya niños sin acceso a un ordenador, pero no me creo que en Cádiz sean 459, más me suena al muy gaditano "de lo que no cuesta llena la cesta" . Todos los niños, algunos desde los 5 años, tienen teléfonos inteligentes. Todos tienen una Play Station, algunos con una silla especial para jugar. Ocurre que pocas familias tienen ordenador porque ahora con los móviles y las tabletas (lo que los snobs llaman tablets) no hacen falta. Tampoco me creo que se precisen 288 líneas wifi porque ¿cómo se conectan a Internet desde el móvil? Eso me suena a la típica pregunta en los grupos de whatsapp del colegio: ¿quién necesita ordenador que los van a regalar? Todos levantan la mano, nadie piensa que abusar también va contra el estado del bienestar. La Junta repartió miles de ordenadores que no sirvieron para nada. Lo que hacen falta son buenos centros bien dotados, profesores suficientes y bien pagados con autoridad ante los niños con unas leyes educativas sensatas que perduren.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios