Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

Emergencia social

UN viejo refrán del periodismo anglosajón dice "si tu madre te dice que te quiere, verifícalo" que traducido al lenguaje marxista sector Groucho consiste en "¿va usted a creer a sus ojos o a lo que yo le diga?". No sé si es la edad pero me he vuelto un escéptico, de manera especial cuando habla un político. Me da igual que sea del gobierno o de la oposición. No me merece más credibilidad un gobernante por el hecho de serlo, llámese Rajoy, Susana o Kichi. Si cualquiera me ofrece un dato, el que sea, tiene que demostrármelo. Me es indiferente el partido o la persona porque ya he visto a muchos políticos que mienten para conseguir sus objetivos y en eso no hay diferencias entre los nuevos y los viejos. Si José María González decía que el 12 de mayo se arrió la bandera y no se volvió a izar por el viento, a mí me tendría que demostrar tal afirmación. Si decía que el cónsul-agente inmobiliario alemán no estuvo en San Juan de Dios, no me vale con su palabra. En la campaña electoral y en los primeros días de gobierno, el alcalde y Podemos han dibujado la situación de la ciudad de Cádiz que, a mi juicio, no se corresponde con la realidad. Dicen que estamos en emergencia social, como si Cádiz fuera el Cuerno de África pero el Ayuntamiento tiene 18 asesores y 9 concejales liberados. Iban a declarar Cádiz ciudad libre de desahucios y en tres meses parece que solo ha habido uno, el de la calle Benjumeda, cuya ejecución convirtieron en un espectáculo. Nos quisieron convencer que los niños en Cádiz pasaban hambre y ellos lo iban a solucionar: cuando se pusieron manos a la obra los servicios sociales municipales detectaron a 100 niños con algún problema durante el verano. No creo que Cádiz tenga el 33% de paro ,creo más bien que hay un enorme porcentaje de economía sumergida.

Cuando el alcalde dice que la deuda del Ayuntamiento es de 275 millones de euros y los pagos pendientes a proveedores 60 millones, me tendría que mostrar documentos acreditativos y explicar si se puede devolver con los ingresos actuales. No hacen falta jurados populares ni la majadería esa de la deuda ilegítima. Dudo que hayan prestado dinero sin tener la garantía de que lo puede devolver y, en todo caso, mal hace en sobreactuar porque así ningún banco querrá prestar . Me parece fantástico que se reduzcan las aportaciones a las cofradías, pero también al Cádiz, al carnaval y al resto de entidades. Eso sí ,que empiecen por los asesores y las asignaciones a los grupos políticos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios