SAILGP 🛥️ Toda la programación deportiva y cultural para este fin de semana

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Elecciones andaluzas

Tanto Chaves como Griñán son dos buenas personas que pagan las culpas propias y de otros, menos buenas personas

Usando la facultad que le asiste, la presidenta de la Junta ha disuelto el Parlamento de Andalucía y convocado elecciones para el próximo 2 de diciembre. Con ello se da por terminada la X Legislatura y se da paso a la XI. En las 10 primeras ha gobernado el PSOE, unas veces con mayoría absoluta y, cuando no la tuvo, pactando con IU y con Cs. Solo en una ocasión (2012) el PP obtuvo más votos que el PSOE. Fui parlamentario andaluz en la primera legislatura (1982) y repetí (con pocas ganas) en la segunda, y no guardo ningún mal recuerdo de aquella época. Era para todos una experiencia nueva y pocos de los 109 parlamentarios tenían experiencia política. Era presidente de la Junta Rafael Escuredo (el del apellido equivocado, al decir del catedrático Pelsmaeker) y presidente del Parlamento el catedrático Ángel López. En los debates no había malos modos ni salidas de tono, que evidentemente favorecía la aplastante mayoría absoluta del ganador de las elecciones.

Ahora, en el juicio de los ERE el fiscal pide al ex presidente Chaves la inhabilitación por 10 años y al ex presidente Griñan, además de la inhabilitación, 6 años de cárcel. Además, considera responsables penales a 6 ex consejeros y a 13 altos cargos, por la presunta malversación de 679 millones, concedidos sin sujeción a una norma ni mediar solicitud previa. En mi opinión, tanto Chaves como Griñán son dos buenas personas, que por haber estado en la cúpula pagan culpas propias y de otros, menos buenas personas. Ahora resulta que Manos Limpias, que con tanto fervor mantuvo la acusación en el caso Nóos, ha retirado la acusación contra 22 altos cargos de la Junta de Andalucía, con el argumento de que no quiere causarles una "lesión gratuita", sin explicarnos qué quiere decir con tan insólita expresión. Con los precedentes que tiene este sindicato de haber solicitado y obtenido dinero para retirar acusaciones, considero que no les hace ningún favor.

La actual presidenta de la Junta, a la que las encuestas dan como favorita, debiera cuidar sus explicaciones, cuando se manifiesta defensora de la capacidad intelectual de los niños andaluces. La afirmación de la ex ministra Tejerina, comparando el nivel intelectual de los niños andaluces con los de otras autonomías, tenía el triste (para nosotros) fundamento de que está tomada del prestigioso Informe PISA. Todos sabemos que, generalmente, los niños andaluces son de los más despiertos de España. Así que menos victimismo y más exigencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios