CÁDIZ es una ciudad dual, con dos santos, dos vírgenes, dos catedrales y dos ciudades diferentes dentro de sí. Ahora  parece que la dualidad gaditana se ha trasladado al mundo de la piqueta: si alguien quiere tirar un edificio hay otros que lo quieren conservar y viceversa. Nos anuncian que se va a tirar el actual Hotel Atlántico: seguro que sale un movimiento vecinal para conservarlo.

La gente es tan perspicaz que ha esperado a que esté terminado el chiringuito de La Caleta y así hacer una plataforma ciudadana para su derribo. Cosas de Cádiz. Nos gusta la dicotomía, el debate, dividirnos en dos bandos a las primeras de cambio. Ahora los hoteles, por ejemplo, se dividirán entre los que tienen spa y los que no , media ciudad bañándose a 60 euros y la otra media criticando la proliferación de este tipo de relax . Antes la ciudad se alegraba cada vez que había una botadura, con  cesta de regalo para los trabajadores incluida. Ahora son los mismos dirigentes  sindicales quienes protestan en la botadura.

Ya ven, cada vez nos parecemos más a Jano bifronte , dos caras , dos ideas, dos posturas. Hasta los trabajadores  de astilleros tienen su yin y su yan,  en plan chino, ellos que se disfrazaron así para protestar hace unos años. Dos almas. Por un lado dicen que quieren un plan industrial y lo que quieren en verdad es una subida salarial del 10% que les equipare a la Bazán. El mardito parné. Todo ello adobado de las mejores intenciones. Dicen también que quieren  un rejuvenecimiento de las plantillas, lo que no parece mala idea: basta con ver cómo los dirigentes sindicales en los 30 años que llevan en el puesto han ganado peso y perdido pelo, como todo hijo de vecino. Está muy justificada  la renovación de la plantilla para que los dirigentes sindicales puedan descansar de su intensa actividad revolucionaria, tres décadas de lucha, que van a parecerse a los imprescindibles de Bertold Brecht. Es una plantilla dual, que dice una cosa y quiere otra. Como Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios