Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

Don Croqueta

TENÍA que ocurrir. Es posible que la croqueta no se haya inventado en Cádiz pero ¿a quién le importa? Ha sido en la Trimilenaria donde se le ha dado sentido a esta bola de bechamel condimentada y frita que ha servido de metáfora para lo que antes se llamaba una copa de vino español . Lo que antes se anunciaba para finalizar todo tipo de eventos al objeto de incentivar la asistencia en Cádiz se ha convertido en una croquetada. Aquí todo lo hacemos así: erizadas, ostionadas, polladas y carajotadas de todo tipo. Si en carnaval tienen éxito, lo trasladamos al resto del año. Se ponen en marcha laS freidoras y se lían las croquetas. Ya tenemos croquetada. De manera natural pasamos a los croqueteros, los aficionados a las croquetadas. No sé quién sería el que le puso Don Croqueta a un vicepresidente de la Diputación, hoy jubilado, que terminó sus días de asesor (se supone que de croquetas) en el mismo organismo. El hecho es que el mote pasó luego a varios concejales del Ayuntamiento de Cádiz famosos por acudir a todo tipo de saraos. Luego han sido varios en el gobierno y en la oposición que se han dedicado sin freno a esta actividad. Más que croqueteros son croquetistas, fanáticos de la croqueta, entusiastas de que les conviden a un acto social que concluya con una abundante convidá, pague España o pague cualquier entidad. En el fondo da lo mismo. Se trata de cumplir una función social y los concejales croqueteros lo hacen con entusiasmo. Acompañan a la lideresa de turno y se socializan. Las nuevas elecciones nos van a privar de la asistencia de tres croqueteros de alto nivel: Tey, Macías y Guerrero. No sé si las croquetas tenían efecto sedante en este último, que pasó a la posteridad por descabezar sueñecitos en el pleno, sueñan los ediles con el crepitar de las freidoras. Ya apuntaba maneras cuando consiguió el primer premio de la Ruta de la Tapa. Hay también en la sociedad civil unos cuantos croqueteros de primer nivel con el uniforme de reglamento: camisa de flores y gafas de sol. Incluso entre la prensa: se decía de un informador ya fallecido que en lugar de bolígrafo llevaba tenedor. Ya saben la respuesta que dio la Duquesa de Alba al anuncio del mayordomo:

.- "Señora Duquesa, ha llegado la prensa.

-Pues echadles de comer".

Ahora nos hemos enterado de que una franquicia iniciada en Cádiz se expande por España: 100 croquetas. El primer carnaval no fue en Cádiz, pero aquí se hizo el molde. Lo mismo se dirá de las croquetas en el futuro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios