Disolver la Mancomunidad

El Área Metropolitana sólo puede funcionar restando algunas competencias a los ayuntamientos de la Bahía

El nuevo presidente de la Mancomunidad de la Bahía de Cádiz, David de la Encina, se ha jugado el puesto nada más llegar. El ex alcalde socialista de El Puerto de Santa María, con buen criterio, ha puesto sobre la mesa que se cierre "de aquí a un año" el debate sobre este organismo. Entiendo que lo dice para reforzar a la Mancomunidad y que siga, pero en la práctica también se abre la opción de disolverla. A los gaditanos, la Mancomunidad les suena por el cementerio de Chiclana. Me refiero a los de Cádiz capital, que se quedaron sin cementerio local, a diferencia de otros municipios cercanos. Ahora la cuestión es si entierran a la Mancomunidad.

Tener un organismo que coordine el área metropolitana con competencias supramunicipales sería útil. Tener esta Mancomunidad es inútil. Los ayuntamientos no sueltan competencias voluntariamente. En la Bahía de Cádiz se dan unas características de cercanía e intercomunicación que, en la práctica, los convierten en un gran municipio. El localismo existente llama la atención. Un ejemplo es la Universidad. Se habla del campus de Puerto Real como si estuviera ubicado en Siberia. Sin embargo, gracias al nuevo puente de Cádiz, desde algunos sectores de Extramuros se tarda pocos minutos en llegar. La barriada del Río San Pedro está más cerca de algunas zonas de Cádiz que de otras de Puerto Real. Cada cual podrá añadir ejemplos, relacionados con el transporte, el comercio, el ocio, etcétera.

Sin embargo, parece que hay un puesto de aduanas a la entrada de cada término municipal. Y lo que hay es un Ayuntamiento. También hay una Diputación, una Junta de Andalucía y un Gobierno central. Además de la Mancomunidad. En este organismo, como en la Federación de Municipios y Provincias, hasta el PSOE y el PP se ponen de acuerdo. ¿Por qué será? Porque no gobiernan contra los otros, sino en comandita. O sea, reparten, que no es lo mismo.

En el reparto de competencias, el Área Metropolitana de la Bahía sólo puede funcionar restando algunas a los ayuntamientos. Digo restando, no añadiendo más cargos, ni camuflando nuevas competencias. Así ocurre en otros países del mundo, donde quizá no existen las diputaciones, o no funcionan igual. Porque para entender el fracaso de la Mancomunidad hay que diseccionar el éxito de la Diputación. En los años de la crisis, Ciudadanos la quería eliminar y en el PSOE y el PP había división de opiniones. Ahora les sobra el dinero a las diputaciones y son la alegría de la huerta. Por eso, esta Mancomunidad va de recogida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios