DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Despedida en la Diputación

Irene García ha sido una presidenta conciliadora, pero es también una susanista que no lo ha disimulado

La Diputación Provincial celebró su último pleno ordinario. Puede que haya sido una despedida. Está por ver lo que sucederá después de las elecciones municipales. En teoría, lo más probable es que siga gobernando el PSOE, que sólo perdió el gobierno provincial en el periodo de 2011 a 2015, cuando lo consiguió el PP con José Loaiza. En 2015 fue reconquistada por los socialistas con Irene García, que podría seguir o no. Ella misma ha calificado su gestión como "cuatro años tranquilos". Y es cierto que en el organismo provincial suele haber menos polémicas que en los ayuntamientos. Volvemos a lo de siempre: en los años de la crisis decían que deberían desaparecer las diputaciones, pero ya nadie lo dice. ¿Por qué será?

El sistema de elección de esta institución se realiza a través de los partidos judiciales. De ese modo se reparten los diputados según los resultados en el total del partido judicial. Tampoco discute nadie este sistema de reparto, que es misterioso. En la provincia de Cádiz hay 14 partidos judiciales (Chiclana, Arcos, Algeciras, Cádiz, San Roque, Sanlúcar, Jerez, La Línea, San Fernando, El Puerto de Santa María, Rota, Puerto Real, Barbate y Ubrique). Algunos de esos partidos, como Cádiz, San Fernando, Puerto Real y El Puerto, entre otros, sólo afectan a un municipio, mientras que el de Arcos incluye a 12, el de Ubrique a 7, y el de Chiclana a 6. Resulta así un conjunto casi esotérico, del que salen los diputados provinciales. Algunos de ellos cobran más de 60.000 euros al año, aunque no siempre van a los plenos.

La presidenta, Irene García, fue elegida indirectamente. El PSOE, como grupo mayoritario, tras pactar con el PA, le adjudicó el sillón provincial. Irene ha sido una presidenta conciliadora y nada bronquista, de cara a la gente. Sin embargo, Irene es también la secretaria provincial del PSOE, una susanista que no lo ha disimulado, aunque en su equipo de gobierno ha tenido a diputados sanchistas como Fran González.

En el futuro de Cádiz y su provincia, Fran tiene muchas posibilidades de ocupar un cargo. Pudiera ser el alcalde de Cádiz, si se repitieran los resultados de las elecciones generales. Pero son cuestiones diferentes. En el 28-A se presentaba la marca Unidas Podemos, con Pablo Iglesias y su fiel Noelia Vera, mientras que el 26-M se presenta la marca Kichi con su Kichi. Tampoco es como la marca Teo de sus buenos tiempos, ni parece imbatible, y hay que decirlo. Pero también hay que decir que acertar el próximo presidente o la próxima presidenta de la Diputación tiene cacaruca.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios