Y0 debo ser el tío más raro de Cádiz porque no me ha suscitado el menor entusiasmo la visita de Susana Díaz y no le veo el menor interés a lo anunciado por la Presidenta. Siento coincidir con Romaní (tengo que leer dos veces cuando escribo su apellido no vaya a ser que se me enfade).Derrotista que es uno. Diré incluso que lo único nuevo de todo lo que anunció a bombo y platillo es que la Junta pondrá un millón de euros para el Museo del Carnaval, siempre y cuando el Ayuntamiento ponga como mínimo otra cantidad similar. El nuevo hospital y la ciudad de la justicia tienen 15 años , la estación de autobuses y el carril bici, cinco. Por si fuera poco, la ciudad de la justicia ha sido jibarizada y ha dejado de ser ciudad para convertirse en un adosado o un partidito. El hospital quedará ad caaendas graecas . Nada se dijo de Valcárcel, del albergue juvenil, del Chalet de San Luis, de Tiempo Libre o de los tranvías desde Chiclana y Puerto Real. Ya se había dicho que de aquí al verano se habrá licitado el carril bici y se habrá adjudicado la estación de autobuses aunque la credibilidad de la Junta en estos asuntos es tendente a nula. Como el número épsilon, tan pequeño que es despreciable. Lo de los planes de empleo y la rehabilitación es tan vaporoso que no puede luego ser sometido a verificación. Este es el conjunto de milongas que Susana Díaz nos largó el miércoles pasado. El alcalde debe ser un hombre crédulo o se lo hace porque la trayectoria de la Junta y de Susana Díaz no ofrecen credibilidad alguna. Quizás es que yo estoy pasado de vueltas y ya no me creo nada. El derrotismo gaditano se está perdiendo y es una pena y yo tengo más años que un bosque. He visto a Carmeli Hermosín firmar con Rafael Román el convenio para la permuta de terrenos que iba a posibilitar la Ciudad de la Justicia. He visto firmar dos veces el convenio para el nuevo hospital, con Jesús Caldera, Pepe Mier, Chaves, Griñán y Teófila. Como el que está contando la llegada de los fenicios, vaya. He visto hasta las naves arder en la Puerta de Tanhauser o como se diga. Todo esto se ha perdido ya, como lágrimas en la lluvia o como papeles en el viento de levante. Qué sabe nadie. Me pasa que ya solo me creo lo que veo y la Junta, desde que Luis Pizarro perdió todo poder, tiene abandonada a la ciudad. Tan es así que Susana Díaz ha tardado cuatro años en venir a Cádiz. Como para que le canten todos los pasodobles que le cantan en el Falla. Poco le dicen.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios