Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Decadencia gaditana

Hace cinco años les votaban los jóvenes, ahora en sus reuniones dedican más tiempo a ir al baño que a debatir

Cádiz es más prostática y menopáusica. Aumenta la edad media de la población, disminuye la población escolar, se incrementa la ayuda a domicilio y apremia la dependencia, cada día más geriátricos, más tanatorios, más servicios a dependientes, más clínicas. Eso sí, la decadencia gaditana tiene literatura y belleza. En algunas zonas del mundo han convertido el acogimiento a pensionistas y jubilados en una fuente de riqueza, como es el caso de Florida, donde se van a vivir sus últimos años muchos norteamericanos con recursos. Idea para candidatos, Como se dice ahora: ahí lo dejo. En política hay partidos que han nacido viejos, como Vox, que todo lo que hacen y dicen suena a palabrería de hace 70 años, la nostalgia del franquismo a la espera de "que entre uno con dos cojones y lo arregle tó" como cantaban 'Los Concertistas Desconcertados'. Partidos que se renuevan para volver a los viejos mensajes, como el PP, que tiene al líder más joven que dice las tonterías más antiguas. Algunos que parecían jóvenes hace unos años y ahora se ven más repetidos que el repertorio de Georgie Dann, como C´s. En el PSOE cambian a un senador de 61 por una candidata de 71.Otros nacieron del impulso juvenil del 15M, de aquellos jóvenes que querían cambiar el mundo porque debajo de los adoquines estaba la playa, los que desde la Puerta del Sol o el Palillero pensaron que el cielo se tomaba al asalto. Aquellos que han pasado de una tienda de campaña a una mansión en Galapagar se han vuelto viejos, repetidos, manoseados. Los activistas de Podemos han quedado reducidos a un grupo de liberados y de viejos pensionistas que se quitan el aburrimiento en reuniones y mareas de todos los colores. Hace 5 años les votaban los jóvenes porque veían algo nuevo, ahora en sus reuniones los participantes dedican más tiempo a ir al cuarto de baño que a debatir. Estos pensionistas revolucionarios que en lugar de hacer la ruta del colesterol se ponen un chaleco por la mañana al mando del Comandante Cangrena, por las tardes van a las reuniones a discutir cualquier pamplina. La mayoría estaban metidos en un boquete hace años: los había que no se atrevían a pronunciarse por no molestar en el trabajo o perder privilegios, algunos militaban en el PSOE en tiempos del GAL o de FILESA, otros fueron concejales del Partido Socialista escriben contra la Base de Rota resulta que estaban detrás de una mata cuando el referéndum de la OTAN. Para decadencia,cierra Supersol : los bombos de las chirigotas sin patrocinador.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios