Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Debates

No veo mejor forma para contrastar proyectos, para saber si los partidos tienen un modelo ciudad

Fui concejal 12 años, candidato a la alcaldía dos veces, una vez en competencia con Carlos Díaz y otra con Teófila Martínez y Fermín Moral. Jamás pude participar en un debate. Carlos Díaz porque nos despreciaba, se sentía por encima de todo y de todos, con el único freno que le ponían los de su partido que fueron quienes al final le echaron para poner en su lugar a Fermín Moral con el estrepitoso resultado de todos conocido (a pesar de sacar a su padre en campaña). Teófila solo debatió aquellas elecciones de 1995 con Fermín Moral en Canal Cádiz donde, por cierto, terminó llorando. Así es que para debatir con ellos tuve que recurrir a los plenos donde Carlos Díaz rara vez participaba, lo contrario que Teófila, que tenía la costumbre de interrumpir de manera constante. Fermín no soportó estar en la oposición y se fue de inmediato al abrevadero de la Junta. Solo tuve una reunión con Carlos Díaz en 8 años, el día que venía Rodríguez de la Borbolla a firmar el Plan Andalucía 92: nos dieron las inversiones con las cantidades de cada proyecto borradas y nos pidieron apoyo. Con Teófila, como concejal, me reuní una vez, para proponerle iniciar los trámites al objeto de preparar la celebración del Bicentenario de la Constitución de Cádiz.

Cuento estas batallitas de abuelo Cebolleta para explicar el contraste con el momento presente. Los cuatro candidatos a la alcaldía de Cádiz van a debatir tres veces en campaña: una fueron convocados por la Asociación Pro Derechos Humanos, otra en Canal Sur y ayer, en acto promovido por este periódico y Onda Cádiz. Me parece una forma extraordinaria de confrontar propuestas para que los ciudadanos tengamos la oportunidad de elegir alcalde con conocimiento . Necesitamos saber qué cosas pretenden y cómo se proponen conseguirlas. Ya sé que en estos debates la mayoría juegan a la defensiva, a no equivocarse, en un comportamiento a mi juicio erróneo. Así y todo no veo mejor forma para contrastar proyectos, para saber si los partidos tienen un modelo de ciudad, ideas para llevarlo a cabo y saben los medios para conseguirlo más allá de escribir una carta a los Reyes Magos o unos dibujitos por ordenador. Es preciso conocer la capacidad y las cualidades de quienes se proponen para regir los destinos de Cádiz. No es que sea a vida o muerte pero un mal alcalde frena el desarrollo de una ciudad y uno bueno lo impulsa. Ninguno hará tonterías porque el sistema lo impide, pero al menos nadie podrá decir que ha elegido sin saber.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios