El Alambique

manolo Morillo

Cultureta

DICE la Real Academia Española en el avance de la vigésima tercera edición de su Diccionario en una de sus acepciones, que cultureta es aquella actividad cultural que no alcanza un nivel aceptable.

Ésta definición bien puede tener sus muchos matices en función de quién valora según qué actividad. No es lo mismo la valoración de un programador profesional que supuestamente ha de programar para un conjunto variopinto y heterodoxo de congéneres de su entorno, que la valoración que pueda hacer en primera persona un poeta, un músico o una actriz de revista en su último número de variedades. Al final quien verdaderamente mueve el fiel de la balanza hacia un lado u otro es el más soberano de los jueces que no es otro que el respetable público.

Pues bien, previamente a que apareciera en prensa tuve la oportunidad de echar un vistazo al BOJA de antes de ayer, en el que el señor consejero de Cultura y Deporte de las ocho provincias andaluzas tiene a bien firmar con fecha 18 de enero pasado, amparado en el actual contexto económico que dice, le obliga a la contención y racionalización del gasto, el cierre por defunción inducida a la concesión de ayudas para la rehabilitación, remodelación y/o equipamientos de edificios de usos escénicos y/o musicales, así como las prospecciones arqueológicas y las actuaciones sobre el Patrimonio Histórico andaluz, entre otras.

Imagino que este hombre no habrá podido pegar ojo desde mediados del mes pasado con la dichosa firmita de las narices. No sé qué pasa que cada vez que hay que racionalizar un gasto, el que sea, siempre, siempre le toca a la cultura. Y da igual de que Administración venga el recorte. Ahí tenemos al tertuliano Wert que no se corta un pelo y corta que recorta. Y a nivel municipal, en nuestro Puerto de todos los días tan sólo hay que mirar los presupuestos relacionados con la Cultura y el Patrimonio. De puta pena, que suena feo pero que se entiende claro clarito.

Vamos a tener que dar la razón al avance de la vigésima tercera edición del RAE, y certificar como público pagano que la gestión de la cultura en cualquier sitio o lugar no alcanza ni tan siquiera el nivel de aceptable.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios