El Palillero

Cuaresma en Extramuros

San José y San Severiano (dos barrios históricos) son los únicos de Extramuros con cofradías de penitencia

Se suele decir que la Cuaresma comienza en Cádiz el lunes del vía crucis, pero esto sólo se puede aplicar a su visualización en las calles. En los templos de Cádiz la Cuaresma comienza el Miércoles de Ceniza, como en el resto del mundo. Y, además, el vía crucis se reza en el interior de la Catedral. La imagen designada por el Consejo es trasladada en andas. Esta tarde le toca el turno al Señor Despojado, que se venera en la iglesia de los Salesianos. Se trata de una singularidad, ya que es la imagen que acude a la Catedral desde más lejana distancia en Semana Santa. En Cádiz, tener cofradías en Extramuros se considera casi milagroso, a pesar de que en esa mitad de la ciudad (Cádiz Sur, le dicen ahora) es donde residen más habitantes.

La cofradía del Señor Despojado marcó un momento importante en la Semana Santa gaditana. Cuando empezó a salir, la Borriquita estaba en el Carmen, y no había regresado a San José, de donde salió en sus primeros tiempos, tras ser fundada allí en 1944. La feligresía de San José es la que más aporta a la Iglesia de Cádiz. Desde un punto de vista cuantitativo es la mejor parroquia de la ciudad. En cuanto al barrio de San José, es el más histórico de Extramuros. La iglesia se inauguró en 1787 y es una obra notable de los Torcuatos, empezada por Cayón y terminada por Benjumeda.

El barrio de San José, como San Severiano o Puntales, no son inventos recientes, como otros enclaves beduinos. Es curioso que San José y San Severiano (dos barrios históricos de las afueras de Cádiz) son los únicos que tienen cofradías de penitencia. En otras ciudades más capillitas, como Sevilla y Jerez, raro es el barrio periférico que no cuenta con una cofradía. En Sevilla, como tienen la Semana Santa saturada, a las últimas las ubicaron en las vísperas y no está previsto que ninguna más salga en los días de Semana Santa. Pero en Jerez las van incluyendo, con lo que están originando, a mi juicio, una devaluación estética y artística en una Semana Santa de solera. Aunque entiendo que hay razones pastorales y hasta misioneras para incluir a esas periferias.

En Cádiz se suele decir que no hay cofradías de Semana Santa en Loreto, Puntales, La Paz, Astilleros o La Laguna por culpa de los cargadores, que las pasan canutas para trasladar un paso desde cuatro o cinco kilómetros a la Catedral, a diferencia de los costaleros. Pero, en la realidad, el motivo no es tan simple. En algunos de esos barrios no hay ni templos adecuados. Y en el fondo subyace la idea de que el puesto fronterizo de Cai está en la Puerta de Tierra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios