Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Cualquierismo

"Para eso vale cualquiera", dicen, y acto seguido nombran a un amigo o a alguien de su familia dentro de la organización

Expresión acuñada por Rafael Garófano relativa al concepto que tienen los partidos políticos para seleccionar a las personas destinadas a ocupar cargos públicos : "Para eso vale cualquiera". Acto seguido nombran a un amigo o a alguien de su familia dentro de la organización. Un ejemplo: por obra y gracia de ese comentarista político y antiguo militante del PSOE Paco Cabaña, durante cuatro años estaban al frente de la cultura gaditana dos cajeras, Ana Mosquera(Diputación), que tenía un puesto de verduras, y Yolanda Peinado (Junta de Andalucía), que trabajaba en Carrefour. De aquella época viene declarar la Aduana como Bien de Interés Cultural con el único objeto de hacerle la puñeta a Teófila Martínez en el Plan Plaza de Sevilla. Los ejemplos son multitud: la muchacha de Lavapiés que termina de estudiar Ciencias de la Información y se viene a Cádiz como asesora en materia de medio ambiente (Albita), Paco Cano que llega de asesor al equipo de gobierno después del desastre de Arte y Naturaleza, el árbitro que iba a gestionar el deporte porque el concejal del ramo tenía que dar clase en Sevilla, el Adri que recibía a la gente en chanclas, Ana Camelo que retiró el busto de Mercedes Fórmica sin saber quién era. Hubo un asesor del Centro de Flamenco de Jerez que jamás pisó el lugar en la época del PSOE en la Junta. Otro ejemplo de cualquierismo es Ramoní, con ese título de doctor obtenido en sus tiempos de Aguas de Cádiz en una extraña universidad de Lisboa dirigida por su director de tesis que a su vez había recibido un encargo remunerado para un trabajo que no aparece, ahora es el director de Vivienda y Rehabilitación no por sus conocimientos sino por su probada lealtad al clan de Antonio Sanz. La cajera de Unicaja que lleva 30 años de puesto en puesto. En tiempos de Teófila pusieron de concejal de Cultura a Paco Carnota, una bellísima persona ajeno a ese mundo, que cuando empezó a permitir que se organizasen fiestas en el Baluarte de Candelaria (iba a ser Museo del Mar) dijo de él Juan Ortuño "es el reverso de Chicote, que hizo de un bar un museo. Carnota ha hecho de un museo un bar". Noelia Vera, que gracias a haber sido productora de La Tuerka es ahora secretaria de Estado. Juan Antonio Delgado, un extraordinario y valiente sindicalista de la Guardia Civil, es asesor en la Dirección General de Tráfico y cuando le nombraron dijo "algo sabré, he estado 20 años en un coche patrulla". En este ambiente no es de extrañar que PP y Ciudadanos nombren dos nuevas delegadas provinciales de la Junta. Se da el caso de que ambas ya eran asesoras, una del vicepresidente de la Junta ("reloj no marques las horas porque voy a enloquecer") . Resumen: con estos bueyes aramos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios