Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Cualquerismo

Es la desgracia de la ciudad de Cádiz: ni contigo ni sin mi tienen mis males remedios. Todo es susceptible de ir a peor

EN la época en la que Francisco González Cabaña era el mandamás del PSOE en la provincia de Cádiz (antes de que una enfermedad le obligase a darse de baja como militante del partido cuando le quitaron del Senado) se aplicaba a rajatabla el cualquierismo: cualquiera vale para cualquier puesto. Paco Cabaña nombró como responsable de Cultura de la Diputación a una mujer cuyo trabajo había sido vendedora en un puesto de verduras. Como delegada provincial de Cultura puso a una mujer que había sido cajera del Carrefour. Ambos trabajos muy dignos. La Cultura de la provincia quedaba en manos de personas con un bajo nivel de alfabetización, de resultas de lo cual se incluyó el adefesio de la Aduana en el catálogo de arquitectura con el fin de que con su protección el Ayuntamiento no pudiera desarrollar el Plan de Plaza de Sevilla. Ese cualquierismo lo aplican todos los partidos, Cabaña fue un adelantado. El PP ha puesto al frente de la Cultura de la provincia a una cajera de Unicaja, oficio también muy digno. Fruto de que una persona sin trayectoria lleve la cultura es el gatillazo cuando presentó como un gran hallazgo que un chaval que prepara una tesis doctoral ha aplicado un programa informático a la zona del Islote de Sancti Petri-Punta del Boquerón y salían unas sombras que atribuyó al templo de Melkart. Esa presentación a bombo y platillo ha sido un ridículo espantoso, motivo de cachondeo para arqueólogos, historiadores y la Universidad de Cádiz. La reacción de la susodicha no pudo estar más a la altura de su nivel : "era solo una hipótesis". No sabía yo que el Gobierno de Andalucía presentaba hipótesis de trabajo. En lugar de pedir perdón por el ansia de protagonismo, salió por la vía de Tarifa. Tanta obsesión por aparecer en los medios, por apuntarse tantos,sin más conocimientos que el hecho de ocupar un cargo por ser amiga de Antonio Sanz, ir en su época a la Peña Los Dedócratas y ser fiel al mando, lo que termina por provocar un ridículo espantoso y ya se sabe que en política se puede hacer todo menos el ridículo. Por si fuera poco, en aplicación del Principio de Peter, ahora el PP va a elegir presidenta local a la mencionada. Así que aquellos que piensen que el PP es la alternativa al gobierno de Adelante Cádiz, los que estén en contra de Kichi, saben que estamos en manos de gente como esta. Es la desgracia de la ciudad de Cádiz: ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio. No se preocupen porque todo es susceptible de ir a peor, podemos volver a la época del Campari, las gambas, la Pérgola y el Queco o la Queca. Como le cantaban "Los que ponen la primera piedra" a Federico Pérez Peralta: "Mercedes Colombo, no trabajes tanto por Cádiz, que no hace falta".

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios