Cruzada antipalomas

La fama de la caza se la llevan los de Vox, pero otros partidos ya están pasando al ataque

No ocurre sólo en Cádiz. En San Fernando y otros municipios de la Bahía también están hartos de las palomas. Pero existe una diferencia fundamental: en la Isla han pasado al ataque. El Ayuntamiento, donde gobierna la socialista Patricia Cavada, en coalición con lo que queda del PA, no se ha andado con remilgos y van a aprobar un contrato de 14.374,80 euros para cepillarse palomas en las zonas conflictivas, con métodos que incluyen las jaulas trampas con cebo, pero también la captura con cañones de redes y el vuelo de aves rapaces. ¿Qué se diría en la ciudad de Cádiz, si su Ayuntamiento aprobara unas medidas contundentes?

Quizá prefieran el sistema de Puerto Real, donde gobierna Podemos, y les ofrecen piensos anticonceptivos, en plan pilules. En la Isla de León, el concejal de Desarrollo Sostenible, que es el andalucista Fran Romero, está tomando medidas no sólo contra las palomas, sino también contra las ratas y otros animales que se esconden en las palmeras. En San Fernando ya había pedido Ciudadanos que se cargaran a las palomas, que causan grandes perjuicios. La fama de la caza se la llevan los de Vox, pero otros partidos ya están pasando al ataque. No sólo contra las palomas, sino también contra los loros, las ratas y otros bichos .

Sin embargo, en Cádiz no se mata ni a un piojo. Las palomas están sobrevaloradas, por culpa de artistas progresistas como Pablo Picasso y Rafael Alberti. Las palomas pasan por ser las mensajeras de la paz. Y así quienes las exterminan pasan por canallas, por maltratadores de aves. Pero cuando se les cagan encima ya cambian de opinión.

Las palomas no son tontas, van buscando sus palomares, así como quien no quiere la cosa. Entre San Fernando y Cádiz existe una corta distancia. Así que no se sabe cómo, de la manera más inesperada, como por arte de magia, ya me estoy imaginando que la mitad de las palomas que sobren en San Fernando van a terminar en Cádiz, donde ya sabrán que las tratan como a unas reinas, digo como a unas presidentas de la república, porque son republicanos.

En San Fernando están diciendo que las palomas propagan enfermedades y se cargan los monumentos. En Cádiz eso se sabe desde el tiempo de 'Los mohosos', que salieron en 1983 con uno de los mejores tipos de la historia del Carnaval. Pero en Cádiz los monumentos importan poco. Si no se los cargan las palomas, se los cargan los gamberros, así han puesto a Moret. La cruzada contra las palomas todavía no ha llegado a Cádiz, es como la revolución pendiente.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios