Calle Ancha

Alberto Ramos / Santana

La Constitución de Cádiz y la UNESCO

LA Constitución Política de la Monarquía Española promulgada en Cádiz el 19 de marzo de 1812, fue un modelo de gran influjo en el desarrollo político de las antiguas colonias españolas en América durante sus luchas independentistas y tras su emancipación. Por poner un ejemplo, la idea de nación y las referencias a la tradición española que la Constitución gaditana defiende, tuvieron sus paralelos en muchos textos constitucionalistas americanos en los que la asunción de la soberanía nacional reforzó la imagen del pasado mítico, representado por el gobierno indígena y por la independencia, es decir, la situación previa a la conquista española, de manera que, como proponía la propia Constitución de 1812, la justificación de la mayoría de los nuevos textos constituyentes remiten a una antigua constitución histórica y a la tradición.

La Conferencia General de la UNESCO en su reunión celebrada entre los días 6 y 23 de octubre de 2009, reconoció la importancia de la celebración del bicentenario de los procesos de independencia de los países de América Latina y el Caribe, su trascendencia histórica, social y cultural para los pueblos latinoamericanos y caribeños, destacando que se trata de un proceso liderado por "ilustres libertadores de este continente, cuyo pensamiento se inspiró en las ideas de los sabios de la Ilustración y de los próceres de otras gestas emancipadoras", y por ello manifestó que, siendo la UNESCO "el foro ético y moral del sistema de las Naciones Unidas" promotor de la justicia social, la cultura de paz y la solidaridad entre los pueblos, acogía con satisfacción la celebración de dicho bicentenario "por la trascendencia histórica que trajo consigo la fundación de nuevas repúblicas, la abolición de la esclavitud en el continente y la inclusión de las comunidades negras y pueblos indígenas en las sociedades nacientes".

Conociendo esta resolución, la Universidad de Cádiz elaboró un informe, aprobado por su Consejo de Gobierno el 21 de mayo de 2010, para proponer a la UNESCO que, considerando la influencia que la Constitución de 1812 tuvo en el desarrollo de la contemporaneidad en Europa y en América, y de forma muy directa en los proyectos constitucionales y políticos desarrollados en Iberoamérica durante su independencia y la formación de las nuevas naciones americanas, el organismo internacional asumiera y celebrara en su seno la conmemoración del Bicentenario de la Constitución española de 1812, uniendo esta celebración a la del bicentenario de los procesos de independencia de los países de América Latina y el Caribe. La propuesta de la Universidad de Cádiz ha sido asumida por el comité ejecutivo de la UNESCO dotando así al Bicentenario de un importante reconocimiento internacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios