Comunismo o Libertad

Comunismo o Libertad es llevar al extremo -a los extremos- a un país que no se lo merece

Conejos de la chistera. Empezaron otros. Por Murcia. De aquellas alas de mariposa al terremoto de Madrid. Con la réplica de ayer, lo de Pablo Iglesias digo. Inesperado, Sánchez se enteró por teléfono, Iván Redondo no sabía nada. Ni Errejón, claro. Al que ahora le dicen pelillos a la mar. A la fuerza el debate va a ser el titular de este Pinsapar. Era Socialismo o Libertad cuando Pablo Iglesias se aburría en la vicepresidencia de un gobierno de Pedro Sánchez, en donde estaba sometido a vigilancia para que el sueño del presidente fuera lo más profundo posible; ahora subimos muchos peldaños en la montaña de los despropósitos: Comunismo o Libertad. Me queda siempre la duda, ¿se lo creen? Digo Miguel Ángel Rodríguez, al que señalan como la mitad del cerebro de Ayuso. Como bien tirado, no me digan que no está bien tirado, ¿quién si le dan a elegir entre Comunismo y Libertad no elige la libertad? Sobre todo en los estados gobernados por el Comunismo real. Pero ¿se trata de la realidad que se dirime el 4 de mayo? ¿Triunfaría el Comunismo en la comunidad de Madrid si las urnas dieran a los partidos de izquierdas la posibilidad de sumar un diputado más que los del centro y las derechas? ¿Sería Pablo Iglesias el que, si sobrepasara en votos y en escaños al PSOE, inauguraría una suerte de dinastía King en la Comunidad de Madrid? Si fuera madrileño sabría lo que no votaría pero sufriría del mal de altura de los embrollos mayores. Y no sé cómo pasaría el mes y medio de estrategias de comunicación, bombardeos de eslóganes y pandemia, todo junto. Tiempos recios, que diría Vargas Llosa. Es que el ring -será así la campaña- ya tiene en las esquinas a dos púgiles. Sobre todo desde el vídeo de ayer de Iglesias y el cambio a pelo del eslogan de la señora Ayuso. VOX y PSOE quedan ahora para sorprendernos, no han subido al cuadrilátero. Alemania ha anunciado que no se pondrá la vacuna de Astra Zeneca, de las que ya se han puesto miles en España. Como esto casi todo. Pero ¿y lo entretenido que estuvimos ayer? Hicimos cábalas, interpretamos los movimientos, émulos de los estrategas de unos y de otros. Y en general convencidos. De vez en cuando la historia nos convierto en versos de Antonio Machado, hombres de un casino provinciano. Pero Comunismo o Libertad es llevar al extremo -a los extremos- a un país que no se lo merece. Es como lo de la ultraderecha, o la derecha ultra ultra ultra. ¿Los que lo propalan se lo creen? Tengo mis dudas pero todo vale…

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios