El Palillero

Centrismo a la malagueña

Moderación, centralidad y transversalidad es lo que practica el PP en Málaga desde su refundación

Al valorar el éxito de Juanma Moreno hay un matiz que a veces se olvida: su origen malagueño. Cuando se habla de moderación, centralidad, transversalidad para conseguir votos desde el centro derecha al centro izquierda, quizás no se valora que eso es lo que practica el PP en Málaga desde su refundación. Y que le ha ido muy bien. No sólo al PP, sino también a Málaga, que se ha convertido en un referente para la cultura y el progreso en Andalucía. Y no se preocupen, que en Málaga, además del Parque Tecnológico, también tienen una gran Semana Santa, con su identidad propia, y una Feria, incluso en el centro. Una vez más vemos que las tradiciones no son incompatibles con el progreso.

El PP de Málaga apostó siempre por el centrismo. En estas elecciones se ha reforzado el papel de Juanma Moreno como líder. Procede de Málaga y se presentó por Málaga, donde obtuvo el 46,98% de los votos, que le dieron 10 escaños de los 17 de la provincia. Una paliza en toda regla. Pero no se debería olvidar tampoco a Elías Bendodo, su hombre de confianza como consejero de Presidencia y jefe de la campaña electoral, que ha sido enviado a Madrid como correspondiente del PP andaluz y es el tercero en el escalafón nacional, tras Alberto Núñez Feijóo y Cuca Gamarra. Bendodo fue presidente de la Diputación de Málaga antes que consejero de la Junta, consiguiendo un notable arraigo.

En Málaga capital, el PP tiene fuerza desde que el socialista Pedro Aparicio perdió la Alcaldía y entró Celia Villalobos en 1995. Ella fue la voz díscola de su partido en los tiempos más cerrados. Su marido, Pedro Arriola, fue el primer gurú del PP, y recomendó hacer en España lo que ahora han practicado en Andalucía. Recibió críticas, pero el tiempo le ha dado la razón.

Como se la ha dado a Francisco de la Torre, que sucedió a Celia Villalobos, y es alcalde de Málaga desde 2000 hasta nuestros días. Procedía de la UCD y ha sido en Málaga lo que Juanma pretende en Andalucía. Un alcalde de centro, capaz de atraer votos más allá de las ideas. Y no por la cara, ni diciendo paridas, ni mintiendo, sino con obras que se pueden ver. Málaga es la ciudad de los museos, y ha aprovechado el turismo para generar riqueza y transformar la ciudad. La capital malagueña y su entorno siguen ganando población. El Juanmazo del 19-J no se puede entender sin Málaga, que ha sido un laboratorio para vacunarse contra el populismo de los extremos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios