Desde saturno

Jorge Bezares

Cavernícolas en el siglo XXI

EL pasado viernes, cuatro significados periodistas gaditanos de izquierdas -Carmen Morillo, Juan José Téllez, Óscar Lobato y un servidor- presentamos en la Asociación de la Prensa de Cádiz el libro 'Las mil frases más feroces de la derecha de la caverna', del veterano periodista José María Izquierdo. Aparte de facilitarles el trabajo a todos aquellos hacedores de listas negras, que en estos días previos a la gran victoria electoral que el PP conseguirá el próximo 20 de noviembre van enseñando ya la patita, pues nos dimos la satisfacción de vulnerar la máxima de 'perro no come perro' que ha imperado en este oficio cuando se ha impuesto la deriva mafiosa. Del libro destacaría el primer capítulo, el dedicado a 'Zapatero, el más inútil de los inútiles'. El leonés nunca ha sido santo de mi devoción. Le he criticado principalmente por no contar en sus gobiernos con gente de más peso en el socialismo democrático español, y por haber legislado, sobre todo en su segundo mandato, a contramano de lo que prometió a su electorado. Pero los insultos, descalificaciones, infamias, ignominias, afrentas, oprobios, degradaciones, ofensas, baldones, vilipendios, burlas, desdoros, burlas y mancillas que ha sufrido ZP a manos de esta pléyade de cavernícolas tienen más que ver con un odio espeso y ancestral, una estrategia política inmisericorde y unos negocios poco claros que con la crítica legítima. Hay tanta desmesura en la verborrea de estos ínclitos que asusta al sentido común. En esta antología del despropósito, más allá de los clásicos de la extrema derecha -Federico Jiménez Losantos, Carlos Dávila, César Vidal, Pío Moa, etc…- el escritor Juan Manuel de Prada es uno de los campeones, con parrafadas como ésta: "Todo sea para que, cuando se vea con perspectiva…, Zapatero sea reconocido como el gobernante que nos restituyó lo que Franco nos había arrebatado: la miseria". Pero la palma en el 'tiro a Zapatero' se la lleva sin duda el periodista sevillano Antonio Burgos, que el 26 de septiembre de 2009 escribió en Abc lo siguiente: "Que las niñas de Zapatero eran dos callos horrorosos lo sabían los más íntimos en La Moncloa, pero ahora  se ha enterado España entera. Son de salir corriendo… Si yo fuera padre de esas dos criaturitas no las enseñaba por nada del mundo. ¡Qué ofensa para el arte gótico, llamar góticos a estos adefesios con botas de la Brigada Paracaidista en Sidi Ifni y muñequeras de pesos de Galisport! (…). Pero, vale, aceptamos gótica como animal pinnípedo. Yo les diría algo más fuerte, pero como son menores, me callo!"  Todo un caballero este esteta sevillano.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios