Casa Flores

No cabe duda de que paraEl Puerto e incluso para la Bahía de Cádiz la reapertura de Casa Flores es una gran noticia

Cierto que no es una empresa de esas que traen cientos de puestos de trabajo, ni será algo innovador, novedoso, pero no cabe duda de que para El Puerto de Santa María y, si me apuran, incluso para la Bahía de Cádiz, la reapertura de Casa Flores es una gran noticia.

El Puerto de Santa María tuvo una época, especialmente en el último cuarto del siglo XX, en la que estuvo muy de moda y no cabe duda de que en lo gastronómico uno de sus principales atractivos era la Ribera del Marisco en la que destacaban cuatro establecimientos: Romerijo, Casa Paco Ceballos, Los Portales y Casa Flores.

Flores llegó a convertirse en un restaurante famoso a nivel nacional sobre todo por la calidad de su materia prima. Por sus comedores pasaba lo más florido de España, si se acercaban por la provincia. El local cerró en el año 2014, tras casi 39 años de vida, y ahora, seis años después, Alvaro Flores, uno de los hijos de Paco Flores, el fundador del establecimiento, vuelve a abrirlo.

Flores ya trabajó en el restaurante de la familia y pasó incluso por el mal trago de su cierre. Por eso ahora, rodeado de varios inversores, está especialmente emocionado en la reapertura. La idea es seguir, además, la misma línea, la que le dió fama al sitio, la de un producto de esos inmaculados: buen marisco, pescado de roca e incluso buenas carnes.

El proyecto es ambicioso. Se recuperarán las tres plantas del restaurante, aunque en varias fases, y se ha cuidado también, además de lo gastronómico, la estética del local.

El Puerto de Santa María parece que continúa con esa recuperación en cuanto, al menos, a lo que su hostelería se refiere. No olvidemos que la ciudad, aunque muchas veces se olvide el dato, es la más importante a nivel de Andalucía en este campo, ya que es la única que tiene un tres Estrella Michelín, Aponiente, todo un logro.

Además la ciudad cuenta con un importante tejido de restaurantes que están ya consolidándose en la provincia como sinómino de calidad y hablo de una decena de sitios, no de algo puntual. Se trata, por tanto, de un movimiento con base, no algo efímero.

La apertura de Flores, y también la importante remodelación de Los Portales, otro de los grandes de la zona, supondrá un nuevo empujoncito para una ciudad que parece que empieza a creer, de nuevo, en sí misma, por lo menos en lo que a la gastronomía se refiere. Enhorabuena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios