DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Carranza

Creo que la decisión la debe adoptar el pleno del Ayuntamiento, que al fin y al cabo nos representa a todos

Hechos 1: El Estadio Ramón de Carranza es de propiedad municipal por lo tanto le corresponde al Ayuntamiento decidir qué nombre debe tener. 2: Existe legislación nacional y regional acerca de la memoria histórica que determina la supresión de nombres y símbolos vinculados al franquismo. 3: Ramón de Carranza fue alcalde en dos ocasiones, la segunda de ellas por decisión de los mandos militares del golpe de estado. Fue también diputado por elección popular. 5: Como alcalde tras el golpe del 18 de julio participó activamente en la depuración de funcionarios del Ayuntamiento y la Diputación. 6: Su hijo, como alcalde por designación del Régimen de Franco, decidió ponerle el nombre de su padre al estadio municipal y al trofeo. 7: Es probable que en la memoria colectiva la palabra Carranza se asocia antes al nombre del estadio que a una persona concreta. 8: Los dirigentes del Cádiz han guardado un prudente silencio.

Para enjuiciar la iniciativa municipal sobre el nombre del estadio habría que tener en cuenta tres asuntos: oportunidad, procedimiento y decisión. Creo que es un mal momento para abordar un asunto así, pero es más que probable que quienes se oponen al cambio ofrezcan siempre el argumento del momento oportuno. Simplemente estarán en contra sea cual sea el momento, salvo que en esta ocasión vivimos inmersos en una situación social, económica y sanitaria que parece darles la razón. Sobre el procedimiento: no creo en esos "procedimientos participativos". Los socios del Cádiz piensan que deben ser ellos quienes lo decidan, sin tener en cuenta que el estadio es de todos los vecinos de Cádiz, sean o no socios de la entidad. ¿Cómo será ese "proceso participativo"?¿Vamos a votar todos los ciudadanos de Cádiz? Lo digo porque los socios del Cádiz que no estén censados en la ciudad no tienen derecho a votar, sí a opinar, por supuesto. ¿Cómo se hará esa consulta? ¿Se podrá optar por mantener el mismo nombre a pesar de contravenir la ley de memoria histórica?

Creo que la decisión la debe adoptar el pleno del Ayuntamiento, que al fin y al cabo nos representa a todos. Sobre el fondo de la cuestión: decida lo que decida el Ayuntamiento la gente le seguirá llamando Carranza, así que para cumplir con la ley lo más prudente es ponerle un nombre aséptico, tipo Estadio Municipal de Cádiz, al estilo de los estadios comunales italianos. En todo caso, ceder el nombre por 10 años a alguna marca comercial que aporte dinero a las arcas del club y al deporte no profesional de Cádiz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios