El presidente del Cádiz ha dicho que la próxima edición del Trofeo Carranza la jugarán equipos femeninos.

No voy a entrar en discusiones neardentales sobre el tema, pero me parece que desde el punto de vista de lo que le conviene a la ciudad y al propio club, la decisión de Manuel Vizcaino me parece muy inteligente.

El Carranza, al igual que todos los trofeos de Verano vivian una agonía grande. Los campos se veían vacios y ya las televisiones que son las que aportaban una gran parte de los ingresos no se interesaban por estos partidos, porque ya simplemente al público no les interesa.

Traer a grandes equipos a la ciudad era imposible porque las cuentas no salen y esta propuesta de que lo jueguen equipos femeninos puede devolver al trofeo y también a la ciudad el protagonismo que tuvo cuando fue pionera en la organización de estos acontecimientos.

No cabe duda de que la ciudad se apunta un tanto con la organización de este evento. Primero porque no cabe duda de que el futbol femenino está de moda. Los estadios se llenan y los partidos que ponen por la televisión atraen a mucho público.

Por tanto los objetivos estarían conseguidos. Primero se lograría promoción de Cádiz con un acontecimiento novedoso y, además con un cierto toque de modernismo, una liga en la que Cádiz siempre ha jugado con cierto desparpajo. Lo segundo sería lograr beneficios con algo que últimamente provocaba muy pocas ventajas y que ahora las verá incrementadas de forma importante.

Personalmente aplaudo la propuesta de Vizcaino y que recupera también el espíritu del trofeo Carranza que era algo novedoso en su época. No creo que signifique ninguna pérdida de prestigio, sino un incremento de este y por si fuera poco será más rentable desde el punto de vista económico, algo que también debe mirar la ciudad cuando se invierte dinero público.

Algún día quizás se pueda presumir en los pregones del Carranza, igual que mi padre presumía de que vio aquí a Puskas y a Diestefano, de que aquí se vieron estrellas del futbol femenino que luego serán estrellas del firmamento futbolero.

El proyecto trae mucho aire fresco y también permite facilitar la integración en un mundo de por sí machista, el de los campos de fútbol. Cádiz de nuevo a la vanguardia y además en el mundo de fútbol. Me gusta y mucho.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios