La fábula

Juan / antonio / micó

Cargador común europeo

EL parlamento europeo ha aprobado una iniciativa del ejecutivo comunitario para que todos los cargadores de móviles y tabletas que se comercialicen en Europa sean iguales. Magnífica noticia y un paso más hacia la consolidación de Europa como la casa de todos los europeos, por lo menos con los mismos enchufes. Aunque se ha aprobado por amplísima mayoría, ocho europarlamentarios se han abstenido, supongo que no tendrían teléfonos o tabletas, algo que dudo porque con los salarios y dietas que perciben tendrán no uno, sino varios.

Bueno es que los eurodiputados se preocupen por estas cosas, porque de otras mucho más importantes se olvidan. El parlamento europeo nos pilla muy lejos y sólo nos acordamos de él y él de nosotros cuando llegan las elecciones al parlamento europeo. Los partidos políticos tampoco, salvo en las elecciones, informan demasiado del trabajo que se hace allí. Por ejemplo, los universitarios recibimos frecuentemente información sobre proyectos de investigación que nos atañen, incluso se nos pide opinión sobre futuras convocatorias, pero ahí se acaba todo. Las universidades reciben multitud de propuestas para participar en proyectos europeos, pero salvo contadas excepciones, las universidades españolas no están preparadas para acudir a estas convocatorias. De hecho, plantearse dirigir un proyecto europeo es un calvario burocrático que te exige dedicación completa durante varios meses, algo que no te puedes permitir fácilmente con las clases y la burocracia universitaria.

El resultado es que España aporta en euros para investigación a Europa mucho más de lo que recibe. El aburrimiento de los profesores e investigadores españoles en este momento de recortes tampoco ayuda. Las universidades deben hacer un plan serio de petición de proyectos europeos, no limitarse a enviar la información para que sus profesores se impliquen o vayan a jornadas de información. Una universidad sin proyectos de investigación europeos es como un cargador de teléfonos raro, no se puede enchufar a otras universidades europeas, ellas tienen un Cargador Común Europeo, y nosotros seguimos desenchufados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios