Cádiz, la ciudad de Cádiz no dejará de llorar hasta que sea capaz de mirar más allá de sus murallas, la que hay en Cortadura e incluso, para algunos las que hay en las Puertas de Tierra donde termina lo que se llama el Cádi, Cádi… del que sólo se sale para ir al Carranza.

El informe de Servicios Sociales que ha generado muchos comentarios es un nuevo llanto de la ciudad y un nuevo canto a sus tópicos: vivimos del subsidio, aquí todo el mundo se rasca los huevos, sólo nos importa el Carnaval y no hay un tío o una tía que ponga en marcha una empresa… ni para vender Conguitos.

Hace muchos años que existen dos Cádiz. Está el Cádiz administrativo, el Cádiz trimilenario, el que mira más patrás que palante, que termina en Cortadura pero después, a mi juicio, existe un Cádiz real, un Cádiz que se desparrama por San Fernando, Puerto Real, Chiclana o El Puerto de Santa María y ahí, la suma es muy diferente.

No hemos sido nunca capaces los habitantes de la Bahía de combinar esas ciudades administrativas con esas ciudades reales. Hoy en día la mayoría de los habitantes de la Bahía duerme en un municipio, trabaja en otro, se divierte en un tercero y va a morirse, cuando nos toca a un cuarto, y probablemente encontró pareja en un quinto.

No soy tan pesimista sobre el "estado" de ese Cádiz real, el que protagonizan los ciudadanos más dinámicos, los que han hecho de la necesidad una virtud, los que un día se fueron buscando casa o trabajo al municipio de al lado y se han hecho ciudadanos de la Bahía.

En mi humilde opinión hasta que no seamos capaces de romper con esas murallas y seamos capaces de igualar el Cádiz administrativo al Cádiz real, la ciudad seguirá siendo siempre igual, siempre mirándose sus heridas, comentándolas, cantándolas, meciéndolas, pero nunca poniéndole remedio.

No creo que esto esté tan mal. Simplemente necesita que lo miremos desde otro punto de vista. Debería existir algún grupo de valientes que se atreviera a plantear por fin la Bahía de Cádiz en serio y seguro que todos esos números que hacemos de forma aislada saldrían mucho mejor.

Ahora, afuertaparte del discurso de teórico que me ha salido hoy, lo del alumbrado de la Navidad en Cádi Cádi es una gran cagada, lo mire como lo quiera mirar el alcalde.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios