DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Cádiz ha pasado el corte

La desescalada nos recuerda al Carnaval. Nadie sabe cómo puntúa ese jurado, ni quiénes son, ni qué han cenado

La gente se ha dejado llevar por sus emociones. Hay memes y videos estupendos, como uno que se ve a un grupo en una peña (a día de hoy sigue prohibido, pero es un montaje), y en la televisión aparece Fernando Simón, que va diciendo los que entran en la siguiente fase: "En Andalucía, pasan Almería, Huelva, Sevilla, Cádiz…". Y entonces, en la peña, todos gritan, se abrazan, locos de contentos, porque 'El confín de Cádiz', que suena a comparsa, ha pasado a la siguiente fase. ¡Ya estamos en cuartos de final! Y ha sido difícil, porque a Madrid le han dado un cajonazo; y se han quedado fuera de este exigente concurso Barcelona, que lo había pedido, porque no quería seguir, y Valencia, que se lo ha encontrado. Como Málaga y Granada, porque hay que fastidiar a algunos. En caso contrario, ese jurado no sería un jurado.

Y esa es otra: el jurado. Los de Vox y los del PP preguntan sus nombres. A ver quiénes son esos tíos y esas tías… Será para descubrir si son familiares de Julio Pardo, o tienen un cuñado en la comparsa de Martínez Ares, o alguno es compadre de uno que sale con el Selu. La desescalada nos recuerda al Carnaval. Nadie sabe cómo puntúa ese jurado, ni quiénes son, ni qué han cenado, ni por qué el acta no empieza "En la ciudad de Cádiz", ni por qué a los de Euskadi los cuelan mientras a la Costa del Sol (con menos muertos que Álava) se la han cargado.

Cádiz pasa a cuartos de final. Y eso significa salir más, si caminito del Falla. O caminito de Chiclana, de Alcalá de los Gazules, o incluso de Alcalá del Valle, porque el gaditano y la gaditana desde hoy pueden ir a tomar café, siempre que el bar esté en su provincia. Por el contrario, no han derogado aún las franjas horarias, lo que significa que a las tres de la tarde cualquiera se puede ir a Sanlúcar en busca del langostino perdido, o recorrer la ruta de la Garganta Verde en la Sierra, pero si quieres pasear (sin niño o sin perro) en Cádiz te debes esperar. Y, además, que a las seis de la tarde también podrías ir a una terraza del Paseo Marítimo con amigos (siempre que no sean más de 10) y hartarte de cubatas, pero a esa hora está prohibido correr por la otra acera (la de la playa).

¿Todo eso es "científico", como dice el speaker que lee el acta? Por eso digo que al jurado de Pedro no lo entiende nadie. Cádiz ha tenido suerte, Cádiz ha pasado, Cádiz avanza, Cádiz sueña con llegar a la final… Y sueña con celebrarlo bañándose en la Caleta, como si fuera un surfero de Vera Luque. Y comer los churros al amanecer en la Plaza, sin reserva previa. Pero todavía falta, y los caprichos del jurado son impredecibles.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios