La AZOTEA de

José Antonio / López / Jalopez@ Diariodecadiz.com

Bases fuera

UN año más, el Carnaval recupera su verdadero espacio, la calle, y abandona el teatro por el que han pasado un amplio número de agrupaciones que han ofrecido un concurso más bien mediocre, con escasas novedades y con la demostración, otra edición más, de la inutilidad de un reglamento que hace aguas por la mayoría de sus páginas. Las bases del concurso han dejado este año en manos del jurado una labor casi detectivesca que, se ha demostrado, es imposible de llevar a cabo al mismo tiempo que se escuchan las coplas. Habrá que cambiar el reglamento unas vez más, y hacerlo tan sencillo que parezca Carnaval (es decir, libertad) y no un elenco de prohibiciones absurdas. Mención aparte merece el comportamiento de algunos copleros: con la prensa y con sus propios compañeros. Una crítica negativa, una opinión contraria, un desagradable fallo del jurado: cualquier cosa ha servido para descalificar e insultar. Una pena.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios