Barómetro de las elecciones

Las elecciones autonómicas también aportarán indicios sobre quién va a ser el próximo alcalde de Cádiz

Las próximas elecciones autonómicas también van a servir para pulsar la realidad política en Cádiz. Es decir que aportarán indicios sobre quién va a ser el próximo alcalde. Siempre, lógicamente, con las debidas reservas. En los tiempos de Teófila Martínez en la Alcaldía era costumbre que ella ganara las municipales con mayoría absoluta, a pesar de que el PSOE era el más votado en las autonómicas con Manuel Chaves. El antecedente, que no se puede olvidar, ha cambiado. En 2019 ya no estará Teófila Martínez como candidata del PP, ni ahora es Manuel Chaves quien encabeza la lista del PSOE. Pero van a aportar detalles muy interesantes.

Entre ellos, el principal es la hegemonía en una coyuntura política cada vez más polarizada. De un lado, el PSOE con Manuel Jiménez Barrios como candidato por la provincia, se ventila la primacía de la izquierda con Adelante Andalucía, la formación que lidera Teresa Rodríguez, aunque dijo que se presentaría por Málaga. En Adelante Andalucía ya tenemos la confluencia de Podemos y de Izquierda Unida. De manera que se podrá apreciar si la unión suma o no. Y también veremos si el PSOE se está recuperando, o a Fran González le tocará otra vez elegir entre lo malo y lo peor.

Por el otro lado, también pintan bastos. El PP se encuentra por vez primera con la amenaza de un partido, Ciudadanos, que le disputará la primacía del centro derecha. A la vez que aparece Vox por el extremo, aunque en esto pintan poco, ya que quieren suprimir las autonomías. En Andalucía, el PP y Ciudadanos se juegan un duelo directo para el futuro y en Cádiz también.

No obstante, hay que aplicar la cocina del MasterChef municipal. Es decir, los resultados darán pistas, pero no son homologables sin correcciones. Habrá que aplicar la posterior influencia de la marca Kichi, cuyo mejor aval es la simpatía personal, por encima de sus obras invisibles. Y aunque no se trata de elegir al más simpático, el voto es libre; y puede que algunos prefieran un alcalde simpático aunque no sea eficaz, y otros al revés. Aunque para simpatía ya tenemos el Carnaval, si no es lo mismo. También hay que ver si existe la marca Fran, la marca Juancho o la marca Juanma. En las municipales no sólo se vota a los partidos. A veces ni siquiera se sabe lo que se vota.

La expectación electoral es máxima. Muchos estaban pidiendo urnas, urnas y urnas. Por fin las vamos a tener; y ya se verá para qué. Con frecuencia, las expectativas quedan defraudadas. En Andalucía siempre han ganado los mismos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios