Editorial

La Bahía del siglo XXI

EL Consorcio Aletas inició ayer, con un acto público, las obras del que será uno de los mayores parques industriales, tecnológicos, logísticos y medioambientales del país, ya que ocupará 527 hectáreas de terreno situadas en el término municipal de Puerto Real. Los primeros camiones y las primeras excavadoras comenzaron a trabajar desde ese momento y durante al menos siete meses realizarán trabajos de construcción de terraplenes experimentales en tres zonas distintas del parque para conocer el comportamiento de un suelo blando que necesita de mucho relleno. Los representantes de las distintas Administraciones Públicas implicadas en el desarrollo de este proyecto destacaron una vez más la importancia de Las Aletas para toda la provincia de Cádiz, no sólo cuando comiencen a implantarse empresas en las distintas áreas previstas sino durante la propia obra de urbanización de los terrenos, durante la cual está previsto que se creen miles de puestos de trabajo. Todos coincidieron ayer en subrayar además las dificultades con que se ha encontrado este proyecto desde sus inicios, incluso reconociendo que en el seno del propio Gobierno central hubo quien no creyó en un principio en él. No fueron esas las únicas dificultades con las que se encontró Las Aletas. Todavía hoy, aunque de manera efectiva hayan dado comienzo las obras, quedan asuntos pendientes de solventar, como los pleitos de algunos grandes propietarios de terrenos en la zona (que están ahí aunque la Administración insista en que no llevan razón) o los que ha planteado la organización ecologista Adena, que en su día fue capaz de hacer dudar a Medio Ambiente. Es muy importante que desde la Administración se ponga todo el interés en solucionar cuanto antes esos problemas que no ayudan a generar toda la confianza y el consenso necesarios en un proyecto que es vital para el desarrollo de la provincia. El proyecto de la Bahía del siglo XXI, como lo ha definido la presidenta del Consorcio, Juana Lázaro, arrancó ayer y no puede permitirse el lujo de detenerse un solo instante si quiere alcanzar el éxito. Bastante tiempo se ha perdido ya en el camino.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios