La Azotea

Joaquín Benítez

jbenitez@diariodecadiz.com

Todos contra todos

Al final, la batalla del taxi acabará con el desgaste de sus conductores que ven que acumulan ya muchas jornadas sin bajar la bandera de sus taxímetros. Los gobernantes han demostrado una vez más su incapacidad para mediar en un conflicto laboral que finalmente ha terminado por enfrentar a trabajadores contra trabajadores, asalariados contra asalariados, por la mera impotencia mostrada por las distintas administraciones que han ido pasándose el muerto unas a otras. No han sabido legislar sobre un problema que lleva ahí amenazando y que finalmente se les ha ido de las manos. Hay espacios para todos, pero cualquier tipo de convivencia sólo es posible con unas normas y con unos legisladores que sepan repartir siempre el pan y los peces de manera equitativa. Todos quieren trabajar y temen llegar a sus casas con los bolsillos vacíos, mientras los políticos, ya desde sus casas, ven los telediarios las consecuencias de su incapacidad.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios