Tribuna libre

José María Román Guerrero

Ayuntamiento más rico, pueblo más pobre

Cuando hace menos de un mes escribía sobre la situación económica del Ayuntamiento y el pueblo de Chiclana, nada hacia presagiar que los datos iban a ser tan aplastantes. 31 millones de euros de superávit en el ejercicio 2012 y unas cuentas finales en donde se pasaba de -10 a 16 millones en positivo en el acumulado del Ayuntamiento (remanente de tesorería), además de un incremento en la provisión del dudoso cobro en 5 millones más. En el pleno municipal en donde se tenían que debatir las cuentas, el PP optó por no decir nada. Para un gobierno que es capaz de vendernos como noticia que ha arreglado una tubería averiada o pintado unas barandas de hierro, ¿por qué no alardea de tener más de 2700 millones de pesetas de superávit?, ¿o resultan que son datos que pueden sonrojar cuando la situación en la calle es tan lastimosa y el gobierno municipal se dedica a recaudar y ahorrar mientras muchas familias pasan vergüenza para comer todos los días? Y todo esto viene porque el gobierno local aprobó un Plan de Ajustes para sanear la economía local, como la de todos los Ayuntamientos de España, pero aquí se optó por el ajuste drástico en un año, cuando el Gobierno daba 10 años para la consecución del plan de ajustes. Si en un año se ha saneado, no estábamos tan mal, y por otro lado, si es así, también se podía haber hecho de modo que hubiese existido mayor margen en la calle y hubiese fluido el dinero hacia las familias.

Y eso es precisamente lo que planteábamos y en ello insistimos. ¿Se puede obtener un superávit tan abultado a costa por ejemplo de no gastar 608.526 euros previstos para el área de servicios sociales, o solo 376.749 euros de los 1.111.117 presupuestados para Fomento de Empleo?, ¿o de un raquítico 15% de ejecución de inversiones?, ¿o de desatender multitud de servicios y peticiones? Un dato: de los 500.000 euros que se hicieron famosos a fuerza de repetirlo en el Plan de Empleo de 2012 solo se gastaron 30.000 y ello cuando estamos con 15.000 Chiclaner@s desemplead@s. En cambio en publicidad se gastó el año pasado el 110% de lo presupuestado: 923.715 euros.

No son situaciones equilibradas ni lógicas, ni son tampoco posiciones de un gobierno preocupado por sus gentes, las que estamos viviendo. No podemos aceptar eso de "no hay alternativas", ¡las hay! Se precisan mayores acciones políticas y propuestas de nueva economía. Expusimos algunas de ellas en la anterior tribuna y tuvo por contestación la descalificación de aquel incapaz de dar alternativas propositivas. ¿No sería mejor tener la Escuela de Idiomas en la Plaza Mayor, que pasar ante ese Edificio vacío?, ¿no sería mejor disponer de mayor liquidez firmando los 11 millones de euros que ofertó BBK en vez de firmar solo 8?,¿generarían más actividad? Del mismo modo, cada vez más se escucha hablar de actuar en el marco de lo que defiende el movimiento ATTAC o las acciones dentro de lo que se denomina "Economía del Bien Común", para invertir en actividades que generen economía real y de impacto social y medioambiental. Una economía pensada para las personas y no para los mercados.

En ocasiones pasadas, como en los tiempos de Salvochea en Cádiz, se produjeron revueltas por el desempleo, y son situaciones que se pueden y deben evitar. Solo se trata de que los gobiernos tengan corazón, sean sensibles y actúen en defensa de la dignidad humana.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios