El Palillero

Avalancha de hoteles

Siendo Cádiz una ciudad condenada a la extinción, resulta misterioso el frenesí para abrir nuevos hoteles

Para terminar la trilogía del caos, voy a referirme a los nuevos hoteles gaditanos. La gente es muy derrotista. Creen que los últimos gaditanos se extinguirán antes de que se acabe el siglo XXI (yo hice los cálculos, según la tendencia, y es dudoso que quede algún habitante superviviente en el siglo XXII). Sin embargo, siendo esta una ciudad condenada a la extinción, resulta misterioso que de pronto tengamos un frenesí para abrir nuevos hoteles en Cádiz. Puestos a ver fantasmas, hasta vendieron uno en los presupuestos municipales de 2017.

Repasemos la situación, que es pintoresca. Se ha asegurado que el problema de Valcárcel está resuelto y sin okupas. Después del acuerdo pregonado por la Diputación, se supone que en ese lugar se alzará una Facultad de Ciencias de la Educación. Y además, en un hueco, un hotel de cuatro estrellas. A cargo de la empresa que anunció que construiría uno de cinco estrellas (y nunca pusieron la primera piedra) en el mismo edificio donde ahora se reubica la facultad. En Valcárcel si no lo veo, no lo creo.

Más fiable parece el siguiente proyecto, anunciado por Adif y recibido a cañonazos. En la estación será construido un hotel, ya adjudicado a Barceló, que tiene otro en la Avenida. Se trata de una de las principales empresas hoteleras internacionales, ojo a ese dato. Además de que han anunciado detalles concretos: un hotel de cuatro estrellas, con 180 habitaciones, distribuidas en cinco plantas. Con dos más para rellenar. De momento, ha parecido muy alto. Si bien aún no se sabe si será bonito o feo.

Por el contrario, el hotel del Tiempo Libre todavía es de ya te veré. Supongo que López Gil, a lo largo del 2017, anunciará pistas más fiables. Pues nada se sabe de las empresas que presuntamente están interesadas, ni de cómo será el proyecto: número de habitaciones, instalaciones y otras virguerías. La parcela es la mejor que existe actualmente en Cádiz para el turismo de playa.

Por último, hay que contar con el hotel del Estadio Carranza, que David Navarro había dado por vendido. Yo me alegraría de que así suceda, pues si cobran dinerito fresco algo se podrá hacer. En el sector hay agoreros que dicen que el lugar es poco atractivo. Pero yo lo veo bien. Si abrieron hoteles en el estadio de la Cartuja de Sevilla, y en Chapín de Jerez, y hasta en Bahía Sur de San Fernando, no veo motivo para que en Cádiz sean más tontos que los otros.

Esta avalancha confirma que todavía hay personas interesadas en venir a Cádiz. Aunque sería raro que se alojen en esos hoteles

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios