Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Auxiliar de Carnaval

Es sorprendente que cerca de 500 vecinos nuestros quieran ser algo tan incomprensible como auxiliar de carnaval. Cabe suponer que ser empleado público es todo un atractivo para cualquiera en momentos donde apenas se ve la luz al final del túnel de la crisis y no se sabe si es una salida o es otro tren que viene de frente. La estabilidad tiene ese encanto. Es como el famoso chiste del becario que no voy a contar no vaya a ser que me llamen machista, que es un insulto que a mí me afecta mucho. Tener el salario asegurado despeja la mente y otorga una libertad extraordinaria. Sé lo que digo. No hay que reírle las gracias a nadie ni afiliarse a ningún partido, salvo que se quiera ascender en el escalafón. Así que no resulta extraño que gente capaz e inteligente quiera ser algo tan extravagante como auxiliar de carnaval. Desde farmacéuticos a camareros, desde gente que no tiene ni la EGB hasta titulados universitarios. No se sabe cuáles son sus funciones pero hay 500 personas que quieren ocupar la plaza, entre ellas acreditados participantes en nuestra fiesta. Cabe suponer que serán méritos evaluables haber participado en agrupaciones, tener familia de tramoyistas, tener el antifaz de oro, el número de primeros premios en el concurso , hacer unos cupleses llenos de gracia o unos pasodobles con pellizco. El examen será sobre la vida del Tío de la Tiza, que los aspirantes canten el tango de Los Lilas o que sepan quién fue el Carota. No he visto el temario pero estoy seguro, dado que al frente hay una mujer con una familia muy de la fiesta, que las preguntas serán relativas al propio carnaval: qué es el tres por cuatro, cómo se colocan los dedos en la bandurria para dar un do mayor, en qué momento se golpean los palos del cuarteto, cuándo dejó de usarse el güiro (incluso el origen del error de llamar así al pito de caña) y cuál era la profesión de Cañamaque. En el jurado estarán Javi Osuna, Juanelo e incluso Oscar Iradi , aunque este último tenía tal afinidad con Teófila Martínez que igual no se presta a colaborar con un Equipo de Gobierno .

Por último :¿cuáles son las funciones de un auxiliar de carnaval?¿Está a las órdenes de un técnico de carnaval que a su vez depende de un jefe de servicio de carnaval? ¿Se trata de montar tablaos, de hacer programas de las fiestas, de decirle a la Tere la de la Tartana que se calle cuando vaya a cantar una agrupación, de elaborar el enésimo reglamento del Patronato, de llevarle la cena al jurado? Un misterio con pellizco y octavilla.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios