Con la venia

Fernando Santiago

fdosantiago@prensacadiz.org

Apartamentos turísticos

Cuentan que una vez estaba hablando el primer ministro sueco Olf Palme con un dirigente comunista cuando este le dijo: nosotros vamos a acabar con los ricos, a lo que contestó el líder socialdemócrata: pues nosotros queremos acabar con los pobres. No sé el motivo por el cual el concejal de Urbanismo Martín Vila ha cogido la perra con los apartamentos turísticos, quizás resentimiento hacia los propietarios. Mientras todo el mundo busca atraer turistas, España entera está embarcada en una campaña de promoción para la reapertura de hoteles, líneas aéreas, agencias de viaje, restaurantes , un sector que representa el 18% del PIB, en Cádiz le ponemos obstáculos . El momento para ejecutar una medida restrictiva a operaciones turísticas es la peor que se pueda imaginar, sin contar que antes de la pandemia la turistificación podía ser un problema en barrios de Málaga, Sevilla, Barcelona y Madrid, pero no lo era en Cádiz. Los alquileres son más caros en el centro que en el Cerro del Moro, Loreto, Guillén Moreno, Puntales o La Curva, qué duda cabe pero limitar los apartamentos turísticos no va a suponer la inmediata bajada de los precios ,por no hablar del efecto que tienen las iniciativas de pisos turísticos en la rehabilitación del Casco: este Equipo de Gobierno ha hecho 11 viviendas en 5 años mientras las rehabilitaciones con fines turísticos se cuentan por cientos . Martín Vila puede que quede muy bien ante alguno de sus camaradas por poner coto a los pérfidos capitalistas que quieren apropiarse de las casas de los pobres gaditanos, pero la realidad es muy diferente. No sé si aparte de la moda contra el turismo que pusieron en marcha Camena y Colau, quizás con motivo, ha llevado a esta situación. Por no hablar de encargarle a Fernando Visedo, un camarada del propio concejal, la realización de un estudio a cambio de algo más de 13 mil euros del erario. Si otro partido hace algo similar sería portada de La Última Hora, El Diario o Público, por decir los tres medios digitales afines a la causa de Unidas Podemos. Es un ejemplo claro de falta de ética encargarle los trabajos a los amigos, máxime a un tipo que hace 5 años dijo que con dos millones se acababa el problema de la vivienda en la ciudad con el resultado conocido, muestra de su altura intelectual y de su nivel político. Parece no importar a los gobernantes de la ciudad que del dinero de los contribuyentes haya que pagar las indemnizaciones a los proyectos en marcha, cien mil euros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios