🛒 Los supermercados más baratos de Cádiz

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

Apariencias

Aparentar lo que no se es, o más de lo que se es, también ocurre con alguna frecuencia entre nuestros políticos

Es un clásico de nuestra literatura, el personaje famélico que quiere crear la apariencia de estar bien comido y se rociaba la pechera de migas de pan. Aparentar lo que no se es, o más de lo que se es, también ocurre con alguna frecuencia entre nuestros políticos y para demostrarlo están esas titulaciones, doctorados, etc., conseguidas de un modo, si no irregular, si, al menos, no convencional. Las apariencias pueden frustrar el cambio que quiere el electorado en Andalucía, según demuestran los resultados de las votaciones del pasado 2 de diciembre. Como es sabido, el PSOE, que ha gobernado desde 1982, en que comenzó la autonomía, a lo que hay que sumar los años de la preautonomía, no puede gobernar ni incluso sumando los votos de podemistas y comunistas coaligados. Sí, en cambio, pueden hacerlo PP y Cs, segunda y tercera fuerza, respectivamente. La quinta fuerza política, Vox, no ha puesto reparo ni ha exigido nada para que gobiernen estos dos partidos.

Pero, por razones de apariencia Cs, argumentando que es el partido con más crecimiento desde las últimas elecciones (que no es rigurosamente cierto porque de 0 a 12 hay el mismo trecho que de 9 a 21), se descolgó con la pretensión de ocupar la Presidencia de la Junta y así lo manifestó su candidato, Sr. Marín, pro domo sua. No sé si Rivera pidió lo mismo, aunque le contuviera recordar que en Cataluña, su partido, quedó el primero y no el tercero y entonces ni siquiera manifestaron la intención de gobernar.

Le pasa a Cs que no quiere "contaminarse con la compañía de Vox", cuyos votos son decisivos tanto para la composición de la Mesa -cuya presidencia le consiente el PP-, como para la Presidencia de la Junta. Dicen que se temen que sus socios del grupo liberal europeo les puedan recriminar, pero es seguro que aquí, en Andalucía, la contestación será mucho peor.

El 27 de diciembre, día en que se constituye la Mesa, tendremos la respuesta, y en su composición caben tantas combinaciones que es mejor esperar. Editoriales proclives al PSOE señalan el pacto con Vox como un peligro para PP y PSOE. Sin embargo, no he leído en esos editoriales que el pacto de Sánchez con los independentistas catalanes supongan un peligro, además de para el PSOE, para España. Por supuesto que el PSOE se niega a resolverle los problemas a Cs, absteniéndose, como le han pedido, aunque en la última legislatura pactaran. O sea, que el balón está donde tiene que estar y si Cs no se comporta, haciendo lo sensato, el gol, además de a ellos, se lo meterán a Andalucía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios